Una odisea por los vinos del fin del mundo con escala en Ribeira Sacra

Luis Díaz
LUIS DÍAZ MONFORTE / LA VOZ

LEMOS

ANABEL CARRIÓN

El salto de una viticultura de subsistencia a la proyección internacional inspira un capítulo del libro de Mariano Fisac «Galicia entre copas»

12 abr 2015 . Actualizado a las 05:00 h.

Entre copas -la película del 2004 de Alexander Payne- y Galicia entre copas -el libro que acaba de publicar el bloguero Mariano Fisac- son viajes enológicos aparentemente dispares. Sideways, título original del filme y de la novela en la que se inspira, discurre en el valle californiano de Napa. Dos amigos inmersos en la crisis de los cuarenta liberan allí sus frustraciones con el vino como pretexto. Uno busca la sofisticación, el pinot noir de sus sueños. Al otro le vale cualquier variedad, solo quiere ligar y pasárselo bien. Puesto a escribir sobre el viñedo del fin del mundo, el mensaje de Entre copas ha seducido a Fisac.

«Es una película que me encanta. Un friki que viaja junto a un amigo que tiene una visión del vino totalmente distinta. En el libro busco abrirme a esas dos perspectivas, a los que saben y a los que no le interesan marcas ni variedades», explica el autor.

El mundo vino es la gran pasión de este abogado afincado en Madrid, que no pierde de vista las raíces gallegas a la hora de alimentar su bodega. Esa inquietud le impulsó en el 2008 a crear el blog Mileurismo Gourmet. «Era un seguidor de los blogs que se hacían en Galicia: Louzán, Jorge Guitián, Capítulo 0... Veía comentarios de restaurantes y vinos caros y pensé que también tenía algo de decir. Me puse a compartir historias con la gente de mi poder adquisitivo. Trato de seguir en la misma línea, pero si voy a Can Roca también lo cuento», dice Fisac.