«En el cañón del Sil me parecía estar en Noruega o Escocia»

El paisaje fluvial impresionó a los blogueros que visitaron la Ribeira Sacra

Schumacher y Pons, en uno de los recorridos en embarcaciones turísticas que hicieron durante su viaje
Schumacher y Pons, en uno de los recorridos en embarcaciones turísticas que hicieron durante su viaje

monforte / la voz

Los paisajes del Sil y del Miño han dejado una fuerte impresión en los blogueros especializados en viajes que la pasada semana realizaron un extenso recorrido por la Ribeira Sacra por iniciativa del consorcio turístico. «El cañón del Sil me sorprendió mucho, me parecía estar en Noruega o Escocia», comenta a este respecto Diego Pons, de origen uruguayo y principal promotor del recorrido, quien trajo como invitado al alemán Mario Schumacher. «Llevo unos treinta años en España y no había visto nada parecido a esto», añade.

Pero los visitantes encontraron muchos otros elementos de interés durante su viaje de familiarización, que duró cerca de una semana y concluyó el pasado jueves con una estancia en el hotel balneario de Augas Santas. En opinión de Pons, la zona presenta un especial atractivo para los aficionados al senderismo y la bicicleta de montaña. Parajes como el camino de los Codos de Belesar -en O Saviñao- y los bosques de castaños centenarios figuran entre los que más han llamado su atención. El bloguero también se muestra muy interesado por los edificios monumentales y en especial por el parador de Santo Estevo de Ribas de Sil, en Nogueira de Ramuín, que lo dejó «boquiabierto», según sus propias palabras. «Hasta ahora tenía al parador de Cuenca como el más singular de España, pero creo que este no le tiene nada que envidiar», apunta.

La tradición vinícola y la gastronomía de la Ribeira Sacra también han merecido los elogios de los visitantes. Según explica Pons, uno de los aspectos que más les interesaron en este terreno es la importancia que tienen las castañas en la tradición culinaria local. «Me parecieron excelentes, tanto en fresco como en las diferentes preparaciones que les dan aquí», señala a este respecto.

Junto con los atractivos paisajísticos, culturales y gastronómicos, Diego Pons destaca también la hospitalidad de los habitantes del territorio y el ambiente general de tranquilidad. «Es una tierra que me da una sensación de mucha paz», resume.

Difusión en Internet

Durante su viaje, tanto Pons como Schumacher estuvieron comunicando sus experiencias en tiempo real a los miles de seguidores que tienen en Twitter y Facebook. Por su parte, Pons ha estado grabando además numerosas imágenes que utilizará para editar un vídeo -un formato que es su especialidad como bloguero de viajes- que tiene previsto publicar en YouTube. Según sus estimaciones, el trabajo estará terminado en un par de semanas. «Pretendo darle el mismo enfoque que a todos mis vídeos, es decir, un toque divertido y ameno, y espero que ayude a atraer a mucha gente a esta zona», dice.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

«En el cañón del Sil me parecía estar en Noruega o Escocia»