Los alcaldes de la autovía Ourense-Lugo salen «contentos» de sus gestiones en el ministerio

monforte / ourense / la voz

LEMOS

05 sep 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Una delegación de la plataforma que reivindica la reactivación del proyecto de la autovía A-56 (Ourense-Lugo) se entrevistó en Madrid con altos cargos del Ministerio de Fomento. En el grupo estaban, entre otros, los alcaldes de Vilamarín, Amador Vázquez (PP), y de Chantada, el independiente Manuel Varela.

Varela fue el anfitrión de la última asamblea general que mantuvo esta plataforma, formada por representantes de los ayuntamientos por los que tiene que pasar la A-56, las asociaciones de comerciantes y empresarios de estos municipios y por las diputaciones de Ourense y Lugo. En aquella reunión, que se celebró en la Casa da Cultura de Chantada, los asistentes estuvieron de acuerdo en la importancia que tendría conseguir una partida significativa para este proyecto en los presupuestos generales del Estado del 2015. También acordaron aprovechar que el Ministerio de Fomento está preparando sus previsiones de inversiones para el año que viene e incrementar la presión a través de los alcaldes para lograr algo más que una partida simbólica.

En este contexto se enmarca la visita de ayer a Madrid. Ya de vuelta, el alcalde de Vilamarín, que ejerce de portavoz de la plataforma, se negó a explicar qué les habían dicho. Solo afirmó que habían salido «contentos».