Una nueva escalera para bajar a la gruta más profunda de Galicia

Francisco Albo
fRANCISCO ALBO QUIROGA / LA VOZ

LEMOS

Los espeleólogos renovarán el equipamiento de la sima de Aradelas

12 jun 2014 . Actualizado a las 10:57 h.

La gruta de Aradelas, la sima más profunda que se conoce en Galicia, será escenario este fin de semana de la principal actividad prevista en el campamento anual que organizará la Federación Galega de Espeleoloxía (FGE) en la sierra de O Courel. Los espeleólogos se dedicarán a renovar el conjunto de anclajes y pasamanos instalado hace años en la cavidad, a fin de facilitar las prácticas deportivas y ayudar a la conservación de este espacio natural.

Durante el sábado y el domingo se extraerán los viejos anclajes de hierro clavados en las paredes de la sima y se reemplazarán por otros de acero inoxidable. Los pasamanos de cuerda ubicados en los tramos más difíciles se cambiarán también por cables de acero. El presidente de la FGE, Francisco Manuel Martínez, señala que con esta operación se pretende dejar la sima perfectamente equipada para realizar descensos y ascensos. «Los que vengan después no tendrán que clavar y desclavar otros anclajes para bajar y subir y así se evitará que las paredes de roca sufran más deterioros», explica. «Con esta mejora, las actividades espeleológicas serán más seguras y al mismo tiempo la cueva se conservará en mejor estado», añade.

La sima de Aradelas es muy apreciada por los aficionados a la espeleología debido a su notable altura -de 146 metros- y a su estructura prácticamente vertical, lo que hace de ella un lugar muy adecuado para realizar prácticas de ascenso y descenso. Al margen de su gran caída vertical, el paisaje del interior de la sima no se distingue en cambio por su espectacularidad, al contrario de lo que sucede con otras cavernas de la sierra -en especial la de Arcoia-, que presentan un aspecto estético muy atractivo. «No hay muchas estalactitas, estalagmitas u otras formaciones de ese tipo -explica Martínez- y el interés que ofrece para los espeleólogos consiste sobre todo en su altura y su verticalidad». La conformación de la sima, añade el presidente de la FGE, la convierte en un lugar especialmente apropiado para ensayar sin grandes obstáculos las técnicas de descenso y ejecutar los diferentes pasos que hay que seguir en este tipo de actividades. Los equipamientos que se pretende renovar este fin de semana permiten llegar hasta el fondo de la cavidad.