La ruta de senderismo más dura de Galicia se hizo célebre en seis meses

El kilómetro vertical de Penaboa, en O Courel, atrae a numerosos visitantes


QUIROGA / LA VOZ

Seis meses después de su apertura,la ruta de senderismo del pico de Penaboa -considerada como la más dura de Galicia- no deja de ganar popularidad y se ha hecho un sitio entre los principales atractivos de la sierra de O Courel. El itinerario fue abierto por iniciativa de Orlando Gregorio Álvarez, miembro de la asociación ecologista SOS Courel, quien desbrozó la senda con el apoyo de varios voluntarios. La tarea quedó terminada en noviembre y desde entonces la ruta -conocida como el kilómetro vertical de O Courel- ha atraído a numerosos aficionados al senderismo y al montañismo.

La responsable del albergue turístico municipal de Folgoso, Ana Marta Arza, señala que la nueva ruta se ha notado entre los clientes que pasan por el alojamiento. «Hay bastante gente que viene expresamente para recorrerla y hay otros que preguntan por ella aunque de momento no tengan previsto hacerlo», explica. Por ahora, la mayoría de los visitantes que se interesan por este itinerario proceden de diversas localidades de Galicia, si bien también empiezan a llegar de fuera de la comunidad. «Hubo un día que coincidieron aquí dos grupos de portugueses que querían hacer la ruta, pero venían por separado y sin conocerse unos a otros», añade.

La creciente popularidad de la ruta de Penaboa se nota especialmente en Internet. En el portal especializado Wikiloc se han publicado hasta ahora dieciséis tracks -rutas señalizadas con coordenadas de GPS- que indican cómo recorrer el camino. El itinerario también está descrito en la web Guía xuvenil do Courel. Por otro lado, un buen número de aficionados que ya recorrieron la ruta han ido publicando durante los últimos meses vídeos y fotografías en YouTube y Facebook. Uno de los más recientes, de diez minutos de duración, fue grabado por un grupo de visitantes el pasado día 18. También han difundido imágenes de la ruta los integrantes del Club Alpino Ourensán, el Club de Atletismo Sada, el grupo Meigas Montañeiras y algún visitante individual que se identifica solo con su propio nombre. Entre las imágenes más espectaculares que se pueden ver en la Red están las de un grupo de veintidós deportistas que realizaron la ascensión el 1 de febrero, en medio de una nevada.

Trechos más difíciles

La ruta comienza en el pueblo de Ferreirós de Abaixo y salva un desnivel de un kilómetro de altura, lo que le da un carácter único en Galicia. Pese a la extrema pendiente, Orlando Gregorio Álvarez considera que la dureza es relativa en la mayor parte del recorrido. «Eso depende sobre todo de la velocidad con que se suba, porque solo en algunos sitios hay que trepar un poco y esos tramos se hacen sin mucha dificultad», dice. El trecho más problemático, agrega, es el que discurre por una estrecha arista entre dos barrancos, uno de unos cuatrocientos metros de altura y el otro, de unos 150. «Hay gente a la que le da vértigo al pasar por ese sitio, pero el resto de la ruta no presenta mayores problemas», señala Álvarez.

El principal promotor del itinerario apunta que la ruta es cada vez más fácil de recorrer, ya que la estrecha senda que sube por la ladera cubierta de brezos está ahora más trillada a causa de las frecuentes visitas y la vegetación espinosa no entorpece tanto la marcha. «De todas maneras no se puede ir de pantalón corto», advierte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
31 votos

La ruta de senderismo más dura de Galicia se hizo célebre en seis meses