Prohibido entrar sin permiso en las cuevas de Courel y Ancares

Francisco Albo
francisco albo QUIROGA / LA VOZ

LEMOS

A. Somoza

La nueva normativa frustró una visita de espeleólogos a la gruta de Ceza

30 abr 2014 . Actualizado a las 18:04 h.

La entrada en vigor del plan director de la Red Natura -publicado el 31 de marzo en el Diario Oficial de Galicia- hace que ahora sea obligatorio solicitar autorización previa para realizar actividades de espeleología y barranquismo en las áreas de montaña que gozan de la categoría de zona especial de conservación. Aunque ya data de hace un mes, la medida ha pillado por sorpresa a muchos aficionados. Fue lo que le sucedió el fin de semana a un grupo de espeleólogos que pretendían visitar la cueva de Ceza -en O Courel- y se encontraron con dos agentes de Medio Ambiente que les advirtieron de que no podrían entrar en la gruta por no haber pedido permiso.

La expedición fue organizada por el Espeleo Club de Descenso de Cañones (ECDC), un colectivo que ha desarrollado numerosas actividades de este tipo en la zona. La visita -en la que participaban miembros de otras tres asociaciones- tenía por objetivo determinar si la gruta tiene una segunda entrada que pudo quedar obstruida en un momento impreciso por causas naturales o por acción humana. «Se trataba de completar la topografía de la cavidad, algo que no la va a perjudicar en nada, sino que ayudará a su conocimiento y a su conservación, y todos los que participaban en esta actividad son personas con experiencia en espeleología que pertenece a asociaciones federadas», señalan los representantes del colectivo organizador. El ECDC -agregan- ya realizó antes otras operaciones de este tipo y en tiempos recientes topografió por primera vez la sima de Taro da Cruz, que nadie había visitado con anterioridad.

El colectivo apunta por otro lado que todavía no ha podido saber cuál es el procedimiento legal necesario para solicitar los permisos exigidos. «Los agentes que nos impidieron entrar en la cueva desconocían el protocolo que hay que seguir -apuntan a este respecto- y eso seguramente nos obligará a cancelar otra visita a la zona que teníamos previsto hacer el próximo fin de semana, porque en los días que quedan será difícil que podamos saber en qué consisten los trámites y presentar la solicitud». La asociación también pretende abrir nuevas rutas de barranquismo en varios parajes poco conocidos de la sierra y teme que este proyecto se retrase o se frustre.