Tejos monumentales y olvidados en la sierra de O Courel

Cerca del pueblo de Paderne se conserva un singular y poco conocido conjunto de árboles centenarios


quiroga / la voz

En las proximidades del pueblo de Paderne se encuentra uno de los elementos más singulares y menos divulgados del patrimonio natural de la sierra de O Courel. Se trata de un conjunto de cerca de medio centenar de tejos -muchos de ellos centenarios- que los expertos consideran como uno de los más importantes de esta especie que se conservan en Galicia. Los árboles se hallan en el límite superior del bosque de la Devesa da Escrita o de Paderne. A pesar del gran porte y la evidente antigüedad de muchos de estos ejemplares, ninguno de ellos figura por ahora en el Catálogo de Árbores Senlleiras de Galicia.

El biólogo monfortino Guilermo Díaz Aira, que visitó la zona recientemente, calcula que al menos una treintena de estos árboles -una especie de crecimiento particularmente lento- pueden ser centenarios, a juzgar por su considerable porte. «Los hay de diez y doce metros y algunos hasta de quince, así que no sería de extrañar que algunos tengan quinientos años de edad o incluso más», señala.

Tala en los años sesenta

Díaz Aira apunta por otra parte que -según explican los vecinos de la zona- un buen número de tejos que formaban parte de este conjunto fueron talados en los años sesenta. El dinero obtenido con la venta de la madera se utilizó al parecer para pagar la construcción de una pista. Los que se conservan hoy, añade, muestran un estado sanitario satisfactorio y no presentan síntomas de enfermedades.

El biólogo Javier Guitián Rivera, estudioso de la flora de la sierra, destaca el especial valor de esta formación boscosa. «En la Devesa da Rogueira también hay otro conjunto de tejos muy importante -explica- y estos dos lugares, junto con el Teixedal de Casaio, en Pena Trevinca, que es el más grande de todos, pueden considerarse como los tres bosques más notables de esta especie que quedan en toda Galicia».

Los tejos de la Devesa da Escrita son seguramente los menos conocidos de todos ellos, aunque el acceso a este paraje, según apunta Guillermo Díaz, no es muy complicado. «La verdad es que llegar allí es sorprendemente fácil y no entiendo bien por qué ese lugar está tan olvidado», agrega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

Tejos monumentales y olvidados en la sierra de O Courel