lugo / la voz

Lugo se desangra por la población. El saldo vegetativo sitúa a la provincia entre las peores de España, con una cifra de fallecidos mayor del doble que nacimientos durante el 2012, según los datos definitivos dados a conocer ayer por el INE. Solo Lugo, con 964 nacimientos frente a 928 defunciones y Burela, con una diferencia de siete, tienen el saldo vegetativo en positivo. En el caso contrario, las poblaciones de más de diez mil habitantes (como Sarria, Monforte, Vilalba o Viveiro) salen perdiendo, lo cual no significa que mengüe su población, ya que al ser cabecera de comarca aglutinan la inmigración interior de los municipios limítrofes. En cifras en bruto, Monforte es el municipio que más pierde al comparar nacimientos y defunciones. Porcentualmente, los hay que caen mucho más. Existen casos singulares, como los de Navia de Suarna y Negueira de Muñiz, donde el pasado año no se registró ningún nacimiento. En el caso de Navia aún es peor, porque se registraron 29 defunciones.

La tendencia del primer semestre de este año es también negativa, con 1.111 nacimientos y 2.620 fallecidos. El mes con más alumbramientos fue mayo, con 203, y el de más defunciones, enero, con 464.

Las tendencias que marcan los datos del INE son de mantenimiento, porque aunque se prevé un descenso de la natalidad acusado, el número de fallecidos también descenderá. Por un lado aumenta la edad de las madres que tienen hijos, situada en la actualidad en 31,9 años; mientras que en la esperanza de vida aumenta. El pasado año, las edades con mayores cifras de fallecidos, más de 200 por año, se situaron entre los 83 y los 90 años. Aun así, el saldo vegetativo negativo seguirá creciendo.

La población de la provincia a 1 de enero del 2013 fue de 344.923 personas, mientras que para el 2023 se prevé una población de 318.039. En dos décadas, desde el 2002 hasta el 2022, la provincia, según el INE, perderá unos 39.000 habitantes.

Tampoco está previsto que la inmigración ayude a levantar la población lucense, salvo, quizás, en casos puntualesl, como Lugo capital o municipios de A Mariña. Incluso, según la proyección del INE, Lugo tendrá un saldo migratorio negativo (-557) hasta el año 2022, con más lucenses que se marchan de la provincia que personas que llegan a trabajar a Lugo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El saldo vegetativo bruto de Monforte es el peor de Lugo