Antiguas cartas de nobleza del Palacio de Diomondi

La diócesis restauró recientemente un pergamino del siglo XII que habla del viejo coto episcopal de O Saviñao


monforte / la voz

A finales de diciembre se cumplirán tres años desde el derrumbe de la fachada del antiguo palacio obispal de Diomondi, en O Saviñao, y a estas alturas sigue sin saberse cuándo se podrá acometer la restauración del histórico edificio, para la que todavía no hay proyecto ni presupuesto. Mientras tanto, se restauró uno de los más antiguos documentos que indican que el coto de Diomondi fue administrado en la Edad Media por los obispos de Lugo y que por lo tanto avalan la tradición histórica según la cual estos prelados utilizaron el viejo palacio como residencia de verano y lugar de descanso.

El documento es un pergamino fimado en Toro -actual provincia de Zamora- el 14 de mayo del año 1190 por el rey Alfonso IX de León. El texto confirma una donación efectuada al obispado lucense por Fernando II -muerto en 1188-, otorgándole el dominio del coto y el monasterio de Diomondi con todas sus pertenencias y derechos. Este documento forma parte del llamado Libro X de Pergaminos Regios que se conserva en el archivo de la catedral de Lugo y fue restaurado con motivo de su exhibición en la muestra Códices: xoias das catedrais galegas na Idade Media, que se organizó en la Cidade da Cultura de Santiago entre finales del año pasado y principios del actual. El Libro X fue encuadernado en el siglo XVIII, cosiendo documentos de diferentes épocas que hasta entonces se habían guardado en rollos.

Construcción de la iglesia

Este documento del siglo XII es el más antiguo de los que se conservan actualmente en la diócesis en los que se menciona el dominio de los obispos lucenses sobre Diomondi. La época en la que Alfonso IX y Fernando II hicieron donación de este coto a la diócesis es más o menos la misma en la que se construyó la iglesia románica de San Paio, que según una inscripción que se conserva en el propio templo fue levantada en el año 1170.

Existe otro pergamino más antiguo que habla del coto de Diomondi y su relación con la mitra lucense, pero hoy se encuentra fuera de Galicia. Se conserva en el llamado Tombo Viejo de la catedral de Lugo, una colección de documentos que fue adquirida en 1912 por el Archivo Histórico Nacional. Dicho pergamino, datado en el año 954, fue redactado por orden del obispo lucense Hermenegildo y en él se afirma que el lugar de Diomondi fue ocupado en el siglo VIII por el célebre obispo Odoario, quien según este mismo documento habría acabado allí sus días.

La restauradora Carolina Casal, responsable en la provincia de la asociación cultural O Sorriso de Daniel -que se ocupó además de restaurar el pergamino de Alfonso IX-, considera que la existencia de estos documentos corrobora el excepcional interés histórico del palacio de Diomondi, ya que indica su antigua vinculación con los obispos de Lugo. «Eses pergameos demostran que Diomondi é un foco primordial na historia das terras lucenses -señala- e son unha razón máis para esforzarse pola conservación do palacio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Antiguas cartas de nobleza del Palacio de Diomondi