Los municipios del eje Ourense-Lugo preparan su frente común por la A-56

chantada / la voz

LEMOS

07 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Están convocados más de una decena de ayuntamientos y las organizaciones empresariales más importantes de las provincias de Lugo y Ourense. Todos tienen en común un interés directo en que se construida de una vez la autovía A-56 -que iba a unir las dos capitales de provincia del interior de Galicia a finales del 2011-. La reunión que se celebrará hoy en Chantada servirá probablemente para crear un frente común que presione al Ministerio de Fomento para que el proyecto de esta autovía, tocada por los recortes de gasto público del 2010 no se hunda con los que tocan para este año y los siguientes.

El encuentro de hoy está organizado por el gobierno local de Chantada. El alcalde, Manuel varela, invitó durante los últimos días a sus homólogos de los municipios de Lugo, Guntín, Portomarín, Taboada, Chantada, Carballedo, Cea y Ourense -los municipios por los que tendría que pasar la futura autovía-, y también los de Ribadavia y O Carballiño. También están convocados los responsables de las confederaciones empresariales de Lugo y Ourense y de las dos cámaras de comercio.

En realidad, esta no es la primera iniciativa común que llevan a cabo los ayuntamientos afectados por la paralización de este proyecto. En los últimos meses, buena parte de estos municipios han ido aprobando mociones de contenido similar que reivindican la importancia de esta infraestructura para vertebrar el interior de Galicia.