Abierto un plazo para alegar contra la calle Manuel Fraga

Una asociación de historiadores dice que el acuerdo del pleno ofende a las víctimas del franquismo


monforte / la voz

La polémica decisión de adjudicarle al segundo tramo de la ronda urbana de Monforte el nombre de Manuel Fraga fue publicada ayer por el Ayuntamiento en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Es un paso obligado, previsto por el reglamento municipal, algo que en cualquier otro caso habría pasado desapercibido. En este caso, sin embargo, es posible que el plazo de presentación de alegaciones no pase sin pena ni gloria. Mientras tanto, la polémica sigue sumando opiniones. La última, la de una asociación de historiadores, que le acaba de enviar una carta al alcalde en la que le pide que revoque el acuerdo.

El anuncio publicado ayer es el primero que se hace en aplicación de la ordenanza firmada el 16 de junio del año pasado por el alcalde, Severino Rodríguez, en la que se regula la denominación y rotulado de las vías públicas del municipio, así como su numeración. Esa normativa nacía para adoptar las recomendaciones efectuadas al Ayuntamiento por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para corregir las deficiencias existentes en la numeración de algunas calles, que complican la identificación de los residentes en el padrón municipal.

Pero también es de aplicación en casos como este, de nuevas denominaciones para las calles. La ordenanza establece que la capacidad de elegir nombres es competencia del pleno de la corporación, pero marca un plazo de veinte días durante el cual quien se sienta perjudicado por la decisión puede presentar alegaciones para tratar de impedir la entrada en vigor del nuevo nombre. Si no se presentasen reclamaciones, pasados los veinte días, el acuerdo del pleno sería firme.

El anuncio enviado al BOP por el Ayuntamiento especifica que el tramo de calle que será denominado «Manuel Fraga Iribarne» será el trozo de la circunvalación urbana que le da continuidad a la ronda María Emilia Casas Baamonde y une la calle Chantada, desde la conocida como rotonda del hórreo. con la de Ourense.

Repulsa enérgica

En relación con esta polémica, la Asociación Galega de Historiadores hizo público esta semana en su página web el contenido de una carta enviada al alcalde por la dirección de este colectivo sobre la decisión de ponerle el nombre de Fraga a una calle.

La asociación manifiesta su «enérxica repulsa» e invita al alcalde a que presente él mismo una moción para corregir lo que ellos consideran como una falta de respeto a los represaliados durante el franquismo. Los responsables de este colectivo de historiadores sostienen que el gobierno local monfortino le debe una «urxente reparación ás vítimas do franquismo» y le sugiere al alcalde que esa compensación debería ser «pública, inmediata e ir alén das palabras».

La Asociación Galega de Historiadores fue fundada en 1990. La carta al alcalde monfortino la firma su presidente, Carlos Velasco Souto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos

Abierto un plazo para alegar contra la calle Manuel Fraga