El joven que dio por muerta a su madre y la halló en el manicomio

Los casi sesenta años del centro están llenos de dramáticas historias


Exposición IMÁGENES DE LA VIDA EN EL CENTRO SAN RAFAEL

Los pabellones del San Rafael están plagados de historias de todos los tipos. Algunas de ellas esconden verdaderos dramas como son, por ejemplo, la soledad, el abandono familiar, el rechazo a la enfermedad mental... La directora de la institución, Ana López Crecente, da en el documental de Xosé Reigosa, titulado de Marbella a Torremolinos, pinceladas de algunas vidas que discurrieron casi por completo en este manicomio que ahora está a punto de cerrar las puertas.

Una de esas historias, escalofriante cuando menos, es la de un joven de unos veintitantos años que se presentó en el despacho de la directora en busca de su madre. El muchacho, hacía muy poco, había descubierto algo sorprendente. ¡No era huérfano, como le habían dicho toda su vida! ¡Su madre vivía... en el manicomio!

El joven descubrió la situación poco después de morir su padre. Este le creó una gran mentira y, a la vez, un gran secreto. No tenía madre porque cuando el muchacho tenía muy pocos años, esta se había muerto de una terrible enfermedad.

Finalmente, el hijo se encontró, parece que en el testamento que su padre había dejado, con que la madre estaba viva; sin embargo, quizás para el testador es como si muriera desde el momento en que tuvo que ser ingresada en el psiquiátrico por estar tola.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags

El joven que dio por muerta a su madre y la halló en el manicomio