El zorro que va todos los días a comer a casa de un cazador

El animal, bautizado como Froilán, acude a una casa de Chantada a por comida desde que era un cachorro


chantada /la voz

Astutos y esquivos. Así son los zorros en el imaginario popular, pero no todos son tan desconfiados. Alguno hay al que incluso se le puede tratar casi como a una mascota doméstica. Pregúntenle al chantadino Claudio Portela si no se lo creen. A su casa acude a diario un zorro al que él llama Froilán por una equivocación.

Se equivocó al bautizarlo porque cuando lo vio por primera vez al lado de su casa el animal era todavía un cachorro. Ahora, seis meses después, Claudio Portela ya tiene claro que el nombre no es el más adecuado porque en realidad Froilán es una hembra.

Portela, cazador experto y buen conocedor de la fauna salvaje de la comarca, vive en el poblado de Fenosa, un barrio situado en la periferia del casco urbano de Chantada, con abundancia de campo alrededor. A la zorra no parece importante lo más mínimo la confusión de género, porque cada día al atardecer acude a su casa después de que él la llame a gritos por su nombre. No se sabe bien de dónde, pero el caso es que el animal aparece siempre en unos pocos minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

El zorro que va todos los días a comer a casa de un cazador