Vendedores de heroína con 13 años de condena quedarán libres

X.F. LUGO / LA VOZ

LEMOS

Los acusados pusieron en pie de guerra a vecinos de A Tinería

02 mar 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

Tenían establecido el negocio de venta de heroína en la recién rehabilitada casa número 14 de A Tinería. Este comercio ilícito generó en su día una gran crítica vecinal y la policía no tuvo más remedio que actuar. Ahora, los cuatro responsables del mismo es posible que queden en libertad a pesar de que ayer, en la Audiencia Provincial, aceptaron cumplir penas por un total de 13 años. El fiscal y los abogados han solicitado al alto tribunal lucense que deje en suspenso las condenas, lo que permitirá que los acusados estén de nuevo en la calle.

Los vendedores de A Tinería obtendrían la libertad en base al artículo 87 del Código Penal que faculta al juez o al tribunal para acordar la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad hasta tres años de los penados que hubiesen cometido el hecho delictivo a causa de su dependencia de sustancias psicotrópicas, siempre que se certifique suficientemente, por centro o servicio público o privado debidamente acreditado u homologado, que el condenado se encuentra deshabituado o sometido a tratamiento para tal fin en el momento de decidir sobre la suspensión.

El caso de la calle Miño reúne todos los requisitos, según el fiscal y los abogados, para la aplicación del citado artículo. Los acusados, en el momento de dedicarse al comercio estaban enganchados a la droga. Ayer, cada uno de los letrados, fue justificando a la sala que sus clientes o se habían desenganchado o bien estaban a tratamiento.

Los acusados son sendas parejas. Una de ellas gitana, integrada por M.V.S y D.P.J. que estuvieron asistidos por el letrado penalista coruñés Rubén Veiga Vázquez. La otra la conforman dos jóvenes portugueses: S.C.D.S y J.C.P.A. Para los primeros, el fiscal pedía ocho años de prisión para cada uno y para los segundos, cinco. En total, 26 años de cárcel que rebajó finalmente a 13, tras llegar a un acuerdo con los abogados defensores en los prolegómenos del juicio celebrado ayer en la Audiencia Provincial.

Finalmente, los dos integrantes de la pareja gitana aceptaron una pena de siete años y el pago de 800 euros de multa y los portugueses, seis años y la misma cuantía monetaria. El fiscal reclamó la suspensión de estas condenas por un tiempo de tres años para que los acusados se sometan a la deshabituación. Uno de los condenados está a tratamiento y los otros tres se encuentran en fase de deshabituación.

Todos los acusados se encuentran presos desde el 27 de julio del año 2009, que es cuando intervino la policía. Para adquirir la droga iban a Ferrol en dos vehículos propiedad de la pareja que residía en el barrio de A Tinería.