Rosa López recogió el premio Luís Tilve de Investigación


La historiadora de O Saviñao Rosa María López González recibió ayer una escultura con unas manos de bronce; o lo que es lo mismo, el premio Luis Tilve a la Investigación e Divulgación histórica por su libro Las memorias olvidadas, los desheredados de la Guerra Civil española. En la ceremonia, que se celebró en el salón de actos de la Diputación, estuvieron representantes de las otras tres categorías galardonadas y políticos, sindicatos y científicos de toda Galicia.

El premio Traballo Digno fue para la fundación Adcor, por su labor para fomentar la integración sociolaboral de las personas con discapacidad intelectual; en la categoría de Acción Solidaria, el premio fue para la Fundación Érguete-Integración, que se centra en las personas con riesgo de exclusión social. Por último, en materia de Defensa do Medio Ambiente e dos Bens Comúns, los galardonados fueron los miembros de la Coordinadora para o Estudio dos Mamíferos Mariños (Cemma).

Obras de César Lombera

En este último caso, fue el presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, el encargado de entregar la escultura de bronce del artista César Lombera al presidente de Cemma, Alfredo López.

Lombera diseñó unas manos entrelazadas en bronce fundido sobre una base de granito. La Fundación Luis Tilve escogió esta obra porque «representa todas as actitudes que se pretenden premiar e o espiríto dos premios».

Hay que recordar que la fundación fue reconocida como tal hace casi veinte años por su trabajo en pro de la investigación de la emigración, de la historia sindical, científica y del trabajo digno.

A la entrega asistieron el alcalde de Lugo, José López Orozco; la delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias y el ex presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Rosa López recogió el premio Luís Tilve de Investigación