Torre de Núñez aumentó sus ventas un 17% en una apuesta por su marca


La crisis económica, con un descenso del consumo, junto con un incremento de la cuota de mercado de las marcas blancas, obligaron a la empresa lucense Torre de Núñez, dedicada a la elaboración de jamones y embutidos a diversificar su presencia y a buscar nuevos mercados en Europa y en América. El peso de las exportaciones hasta el momento dentro del conjunto de la facturación es del 3% y el objetivo a medio plazo es alcanzar el 10%. La industria cárnica, cuyas ventas crecieron un 17% en el primer trimestre de este año, pretende exportar sus jamones y sus chorizos, que son los productos con mejor aceptación en los mercados exteriores, a la Unión Europea, especialmente Francia, Alemania, Portugal y Reino Unido. También está realizando gestiones a través de importadores locales para llegar a Latinoamérica. Para ello pretende aprovechar la demanda que pueden suponer los lazos familiares y culturales con Galicia.

Marcas blancas

Torre de Núñez, según su director general, José Manuel Núñez Torre, no se ha visto especialmente afectada por el incremento de la cuota de mercado en el sector de las marcas blancas. Éstas acaparan ya el 35% de las ventas y aumentaron cinco puntos en el último año como consecuencia de la crisis, aunque su peso, según Núñez, no es el mismo que el de otros sectores, como el de la leche o el aceite.

«La empresa -según Núñez Torre- está en fase de crecimiento, de apertura hacia nuevos mercados y de consolidación de su marca». Según señaló, la apuesta de esta firma lucense, fundada en los años 80 por Manuel Núñez Aldegunde, «es clara por desarrollar una gama de productos que aporten soluciones a los consumidores en cuanto a variedad y formatos, siempre bajo el paraguas de la marca Torre de Núñez».

La empresa lucense factura anualmente unos 12 millones de euros. Produce 2.000.000 de kilos al año en embutidos y jamones. Estos últimos representan el 60% de la producción total y suponen unas 170.000 piezas al año, entre los denominados gran reserva, de 16 meses de curación y de reserva, de 14 meses.

Planta de O Corgo

Durante el pasado año las exportaciones supusieron para esta empresa lucense el 3% del volumen total de negocio. El plan estratégico pretende que la presencia exterior se incremente al menos hasta el 10% de las ventas totales.

Torre de Núñez compró en el polígono industrial de O Corgo una parcela de 12.000 metros cuadrados. En ella pretende construir una planta para curar jamones, con capacidad para secar 200.000 unidades al año. Las obras no empezaron todavía, pese a que el proyecto forma parte del plan estratégico para los años 2008-2011, cuyo objetivo es duplicar el tamaño de la empresa y lograr una facturación de 25 millones de euros en el horizonte del 2011. La planta de tratamiento y secado de jamones está pendiente de la evolución del mercado.

La inversión prevista es de cuatro millones de euros. Contempla la posibilidad de otra de elaboradores frescos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Torre de Núñez aumentó sus ventas un 17% en una apuesta por su marca