«El cambio de hora me afecta varios días, el cuerpo se descontrola»


El horario de verano puede producir alteraciones en el organismo, que tiene que adelantarse para realizar las tareas habituales. Sin embargo el cambio de hora no sólo afecta a nuestro cuerpo, ya que alguna persona que no cambió las manecillas del reloj, se encontró con que llegaba tarde al trabajo. Mercedes González (Lugo, 1972), cuenta su experiencia.

-¿Ha llegado tarde al trabajo ayer?

-Es la primera vez que me pasa pero tengo que confesar que sí. No había cambiado la hora del móvil, que es mi despertador, y gracias a que me despertó mi madre y me dijo que me levantase, si no es por eso no llegaba. De todos modos sólo fueron diez minutos. Pero me causó un cierto trastorno porque soy muy puntual.

-¿Le afecta el cambio de hora?

-En cierto modo sí, sobre todo el cambio de luz, el hecho de que se adelanta todo, como es la hora de la comida, la de abrir la tienda. Estoy un poco descontrolada durante algunos días. Es como si estuvieses de vacaciones y tuvieses que reincorporarte al trabajo de nuevo.

-¿Se rinde más laboralmente con un mayor número de horas de luz?

-La luz es lo que le pone a uno a andar, lo que te pone en marcha por las mañanas. Cuando te levantas para trabajar y es de noche resulta hasta un poco deprimente. En invierno, por ejemplo, acabas de comer y poco después prácticamente anochece y parece que no te queda tiempo para hacer nada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«El cambio de hora me afecta varios días, el cuerpo se descontrola»