La dirección de Riofrio cierra la nave de Pebosa en As Medas y estudia aplicar un recorte de plantilla

La Voz

LEMOS

23 mar 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Las empresas del antiguo grupo Pebosa atraviesan por un momento difícil. La empresa que se hizo cargo de ellas hace dos años, después de la crisis que las llevó a declararse en suspensión de pagos, estudia aplicar un recorte significativo de plantilla. El primer paso en este sentido es el cierre de la nave de transformación que la antigua Pebosa tenía en el polígono industrial de Quiroga.

El grupo Pebosa fue adquirido en marzo del 2006 por la empresa Riofrio, con sede en El Bierzo y propiedad de Plácido Carrera. En aquel momento, Pebosa, Cupiga e Itasi atravesaban por una situación económica muy comprometida y sus cuatrocientos trabajadores empezaban incluso a tener problemas para cobrar sus salarios. Plácido Carrera cerró la adquisición de esas tres firmas, hasta entonces dirigidas por la familia Borrajo, una vez que el proceso de suspensión de pagos propició acuerdos para saldar la mayor parte de la deuda contraída con los proveedores de estas pizarras.

«Toda la plantilla va a seguir. Vamos a dar continuidad a una empresa que estaba pasando por un momento complicado», declaró en aquel entonces Plácido Carrero. Sin embargo, dos años después, este empresario admite que son necesarios ajustes, aunque por ahora no quiere precisar el alcance que tendrán ni su coste en puestos de trabajo. «Sí hay que cambiar cosas, porque estas empresas estuvieron en concurso de acreedores y para hacerlas funcionar hay que cambiar cosas», afirma.

Reunión con el comité

El empresario admite haber hablado ya con representantes de los sindicatos, pero precisa que todavía no se ha reunido formalmente con el comité de empresa. Espera hacerlo entre finales de la semana que viene y principios de la siguiente. A partir de ahí, dice, podrá facilitar datos concretos sobre sus planes para Pebosa.

Lo que sí confirma el propietario de Riofrio es el cierre de la nave de transformación de pizarra que Pebosa tenía en As Medas, el polígono industrial de Quiroga. Sostiene que su funcionamiento no justificaba el coste de trasladar las rocas de pizarra desde la cantera de Pacios.

Su cierre ha provocado ya la no renovación de algunos contratos temporales, aunque según el empresario prácticamente toda la plantilla que trabajaba en esta nave sigue en nómina, aunque ahora desempeñan su labor en las instalaciones de Cupiga en Pacios da Serra, más cerca de la cantera. Para hacerles sitio, en esta nave se trabaja ahora en dos turnos.

Cuando se produjo la compra por parte de Riofrio, en las instalaciones de Pebosa y Cupiga en Quiroga y Pacios trabajaban 250 personas. La plantilla del grupo Pebosa se completaba con los 150 trabajadores de Itasi en la localidad berciana de Puente Domingo Flórez.