Polémica en Castro Caldelas por una galería de arte sacro

Reportaje | El museo de la discordia El Obispado denegó el uso de la antigua iglesia de Santa Isabel para exponer el patrimonio religioso que se conserva en la villa


ourense

El Obispado de Ourense ha denegado al Concello de Castro Caldelas disponer de la iglesia de Santa Isabel para montar en ella el Museo de Arte Sacro Caldelao. En la misiva remitida desde Ourense y rubricada por el vicario de asuntos económicos, José Rodríguez, se hace saber al Concello que «en estos momentos el Obispado de Ourense tiene otros proyectos para su patrimonio artístico, por lo que no procede acceder a lo solicitado».Ante esta respuesta a la petición municipal el gobierno local caldelao ha dirigido una carta a la atención del obispo, Luis Quinteiro, solicitando una audiencia. El alcalde, Eladio Osorio, le dice en el texto que a esa reunión asistirán también la concejala de Cultura, Sara Inés Vega y el párroco de la villa, José Rodríguez. En Castro Caldelas se conserva un interesante patrimonio religioso formado por piezas de orfebrería, tallas de madera, vestiduras litúrgicas y documentos dignos de conservarse en un recinto donde poder ser admirados por el público. La colección se reparte en estos momentos en la sacristía del santuario de Os Remedios, en una sala de la casa rectoral y también hay imágenes con ficha expuestas dentro del templo parroquial. Hace ya algún tiempo, fue tomando cuerpo la idea de reunir todos esos elementos en un lugar digno para su exhibición y conocimiento del público. En Castro Caldelas no se ha visto mejor lugar que la vieja iglesia de Cimadevila, dedicada a Santa Isabel, situada más allá del castillo. Este edificio sólo se usa como lugar de culto en Fieles Difuntos. Durante el resto del año se halla cerrado, Dispone de un curioso retablo y a pesar de estar al lado del camposanto, es una iglesia de interés por algunos elementos decorativos que conserva y por las vistas del valle que ofrece. El plan era depositar allí, en las debidas condiciones de exposición, todas las piezas artísticas de la parroquia, lo que no impediría el uso del templo en caso de que fuese necesario. La negativa del Obispado no ha sentado bien en la villa. Por eso se pretende dialogar con el obispo y estudiar la posibilidad de llegar a un acuerdo satisfactorio para todos, incluido el patrimonio cultural que ahora apenas puede verse.Libro recopilatorioLos elementos más característicos del arte religioso de la zona se pueden ver en un libro editado hace algunos años por el Plan Leader de la Ribeira Sacra, donde el autor hace un recorrido por la historia y el arte de una villa de la categoría de Castro Caldelas.El párroco, José Rodríguez, preparó en su día un informe para documentar la petición de disponer de la vieja iglesia hoy cerrada. Aunque la carta recibida en la villa tuvo que sorprenderle dado el interés que también a él se le veía en mimar el arte local, don José dice que el tema «non está paralizado. O trastazo leveino eu. Estamos pendientes da resolución do señor bispo. A min pedíronme un esbozo e collín un modelo de museo que había para Xunqueira de Ambía. Os santos que poda haber no museo poderíanse sacar para o día da súa festa. En Santa Isabel facemos a liturxia do día de Fieis Defuntos, algo máis de media hora ao ano». En la villa hay interés en complementar los atractivos monumentales que posee con el nuevo museo de arte sacro. Los vecinos consideran que no es una locura abrirlo en Santa Isabel.

Votación
0 votos

Polémica en Castro Caldelas por una galería de arte sacro