Sergio Vañó, tricólogo: «A partir de los 40 es menos frecuente desarrollar alopecia»

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

El doctor Sergio Vañó Galván es dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar, director de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén, en Madrid.
El doctor Sergio Vañó Galván es dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar, director de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén, en Madrid. La Voz de la Salud | iStock

El experto responde a algunas de las preguntas más frecuentes y desmiente mitos sobre el pelo

30 ago 2022 . Actualizado a las 17:25 h.

¿Arrancar una cana hace que se multipliquen?, ¿Es posible considerarnos a salvo de la calvicie a partir de cierta edad?, ¿Es verdad que la medicación para la alopecia tiene muchos efectos adversos? Estas son algunas de las preguntas más frecuentes sobre un tema que preocupa a todo el mundo, el pelo. Elemento constitutivo de nuestra autoestima, el cabello dice mucho de nosotros.

Al margen de la estética, el estado de nuestro pelo puede ser un indicador de cómo está nuestra salud. Durante la pandemia, miles de personas reportaron una excesiva caída de pelo atribuible a los efectos del covid-19 y del estrés. Esto ha multiplicado las consultas sobre salud capilar. Hoy, resolvemos algunas de las dudas más frecuentes y derribamos mitos sobre el pelo con ayuda del doctor Sergio Vañó Galván, dermatólogo, tricólogo y cirujano capilar, director de la Unidad de Tricología del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén, en Madrid.

¿Las canas se multiplican si las arrancamos?

Este mito es falso. En realidad, quitar una cana arrancándola no puede impedir que salgan otras, pero tampoco hará que salgan más en su lugar. El motivo es muy sencillo: cada pelo sale de un folículo y, cuando lo arrancamos o se cae, ese folículo es el único afectado. El pelo que vuelve a crecer de ese folículo será también una cana, pero esto no quiere decir que vayan a salir más a causa de esto. «Las canas son pelos sin pigmento que han envejecido y pueden caerse al igual que otros pelos», explica Vañó, «al arrancar una cana no salen más canas», aclara.

Lo cierto es que el pelo va perdiendo su color paulatinamente, por lo que en un momento dado podemos notar más canas de las que teníamos antes, generando la impresión de que han salido más por haber arrancado una, aunque eso no sea así. Lo que sí es verdad es que nuestros niveles de estrés tienen un impacto en la pérdida de color del cabello. Tal y como señala Vañó, «no existe ninguna medida para evitar que aparezcan, pero estudios recientes han demostrado que sí pueden tener relación con el estrés».

¿Cepillar el pelo hace que se caiga más?

Otra gran mentira. De hecho, el cepillado puede ser útil para mantenerlo desenredado y limpio. La clave está en hacerlo correctamente: siempre en seco y antes del lavado, no después. Para evitar que la presión sea excesiva sobre los nudos, lo mejor es comenzar cepillando desde abajo (y siempre hacia abajo, claro), para ir subiendo conforme se va desenredando el cabello.