Si tomo la píldora anticonceptiva y me expongo al sol, ¿me pueden salir manchas en la cara?

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

La Voz de la Salud

Los estrógenos son uno de los factores más frecuentemente implicados en la aparición de una hiperpigmentación conocida como melasma o cloasma

20 ago 2022 . Actualizado a las 11:36 h.

La píldora es uno de los métodos anticonceptivos más usados por las mujeres. Contienen una serie de hormonas, las más comunes combinan estrógenos y progesterona, que impiden la ovulación y por lo tanto, el embarazo. No obstante, también pueden recetarse para el alivio de otro tipo de signos que pueden estar presentes en las mujeres, como el acné, que mejora mucho con su ingesta. Pero como en cualquier otro fármaco, no hay un ying sin su yang, y pueden producir efectos secundarios. También en la piel. Con más probabilidad, cuando esta se expone al sol. 

¿Qué es la fotosensibilidad y cómo se puede presentar en la piel?

Empecemos por el principio. ¿Qué es la fotosensibilidad? «Es una reacción que aparece en la piel de tipo inflamatorio, inducida por la luz pero mediada por algún tipo de sustancia externa o interna en la piel, que produce rojez —eritema—, picor, ardor, quemazón e incluso dolor de quemadura. Porque sí, llega a ser una quemadura en mayor o menor grado. Incluso se pueden ver ampollas, vesículas o costras», explica el doctor Emilio del Río, miembro del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la Academia de Dermatología. 

Así, entre las múltiples presentaciones en las que se puede presentar la fotosensibilidad en la piel nos encontramos la urticaria solar, la fotosensibilización o las hiperpigmentaciones. Estas últimas, son apariciones de zonas en la piel con una coloración más oscura en relación a un aumento de producción de melanina, el pigmento que da color a nuestra piel. 

Entonces, ¿producen los anticonceptivos fotosensibilidad? Sí, pero con matices. Una mujer que los esté tomando no va a sufrir quemaduras si se expone al sol. Pero también que es cierto que aumentan sus posibilidades de sufrir un tipo de hiperpigmentación cutánea. «Los anticonceptivos con el sol producen un tipo de mancha que se denomina melasma o cloasma. Es como el paño de las embarazadas —una mancha que aparece típicamente durante la gestación—. Aparece en zonas como el centro de la frente, las mejillas o el labio superior. De ahí deriva esa idea de que los anticonceptivos tienen fotosensibilidad. No la tienen para nada. Lo que pasa es que sí tienen un efecto sumativo añadido al sol del verano que puede producir manchas en la cara. Pero son de estímulo hormonal. Exactamente las mismas que estar embarazada y que tienen esa mitad de componentes: mitad hormonal y mitad estímulo solar», señala el dermatólogo. 

Isabel Viña, que actualmente trabaja en el servicio de Endocrinología y Nutrición en el Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, comenta que «dentro de los múltiples fármacos que pueden provocar esta fotosensibilidad tipo hiperpigmentación están los anticonceptivos hormonales a base de estrógenos como la píldora anticonceptiva y el anillo anticonceptivo. Por lo que podemos confirmar que si estamos bajo el tratamiento con alguno de estos tratamientos anticonceptivos y sobre todo, no nos protegemos del sol, tenemos un alto riesgo de sufrir reacciones de fotosensibilidad en general, e hiperpigmentación en particular».