Diarrea del viajero, estreñimiento y gases: así puedes combatirlos en vacaciones

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

La Voz de la Salud

Estas tres patologías intestinales son frecuentes en este período del año. Te explicamos cómo puedes prevenirlas.

15 ago 2022 . Actualizado a las 16:05 h.

La «venganza de Moctezuma» afecta a muchos turistas que visitan México. Se puede llegar a esconder en los típicos tacos, quesadillas y nachos, y empieza a manifestarse unas horas después de su degustación. Náuseas, vómitos, diarrea y dolor estomacal son algunos signos que forman parte de esta curiosa vengativa que se remonta a tiempos del emperador Moctezuma II (1466-1520) de la civilización azteca, que fue derrotado por el conquistador español Hernán Cortés. 

En otras palabras, la expresión no deja de ser una forma para referirse a la diarrea del viajero. Una patología que lejos de ser exclusiva en el país mexicano, puede padecerla cualquier persona que viaje en sus vacaciones. Describe el aumento de deposiciones, con un mínimo de tres diarias, acompañadas de malestar general, calambres abdominales, febrícula, náuseas o vómitos. 

Diarrea del viajero

Dependiendo de las zonas a las que se viaje, la probabilidad de contraer esta infección varía, pero podríamos decir que nadie está exento. «Son infecciones gastrointestinales por la ingesta de algún tipo de comida o bebida que se encuentre contaminada por algún tipo de patógeno. Principalmente, por bacterias, virus o parásitos. Aunque lo más frecuente es que se trate de bacterias de tipo Escherichia coli», explica Roi Ribera, médico digestivo en el Hospital Son Llátzer de Mallorca. En el caso de la bebida, ya no solo por la que ingerimos, también por el agua con la que están hechos los hielos con los que la refrescamos o la que utilizamos para lavarnos los dientes. De hecho, para todas estas situaciones, se recomienda que el agua sea embotellada.  

«Generalmente son infecciones leves que ocurren entre los dos y cinco primeros días de la ingesta y que se suelen autolimitar. No suele ser algo grave. Luego hay algunas que puedan ser más problemáticas, que incluso te provoquen sangre en las heces y lleguen a ingreso hospitalario. Pero en la mayoría de ocasiones, es autolimitada y con hidratarte y un poco de reposo digestivo es suficiente», añade. 

En caso de padecerla, Ribera recomienda una dieta astringente. «Ingerir alimentos que favorezcan la formación de las heces —como arroz—, pero, sobre todo, evitar alimentos que no tengamos la seguridad de hayan pasado los respectivos controles de seguridad alimentaria», asegura Ribera. Además, es importante la hidratación: «Uno de los problemas de la diarrea son los efectos secundarios que te dejan y básicamente lo que te provocan es deshidratación y pérdida de electrolitos y demás. Siempre que te puedas hidratar por vía oral, mejor. De hecho, lo que se le hace a la gente cuando está muy afectada y no puede comer o beber es ponerle suero».