Cuatro nutricionistas proponen «snacks» saludables para un día en la playa

VIDA SALUDABLE

Las nutricionistas recomiendan llevar hummus, o brochetas de frutas y verduras, a la playa.
Las nutricionistas recomiendan llevar hummus, o brochetas de frutas y verduras, a la playa. La Voz de la Salud

La expertas sugieren ideas para todos los gustos. Desde brochetas de fruta y verdura para los más pequeños, hasta bocadillos de ventresca o tomate

07 ago 2022 . Actualizado a las 17:28 h.

Ir a la playa, o al río en su defecto, suele ser la actividad reina en el amplio abanico de posibilidades que ofrece el verano. Es buena, bonita y más que barata, gratis. Por depender, solo queda a la merced del tiempo, que con un poco de suerte, acompaña. Un día de relax, con hueco para todo. Hasta para hacer de la merienda, una comida más saludable, porque la playa da hambre, y estas nutricionistas tienen idea de cómo calmarla. 

Lo primero, algo fresco y ligero. Aunque parezca caer de cajón, una comida demasiado caliente o pesada, en mitad de la mañana o de la tarde, perjudica más que beneficia: «Estamos en un ambiente muy caluroso, por lo que si hacemos ingestas muy copiosas la sensación de pesadez se acabará acentuando. También es habitual que sea el cuerpo el que no pida ese tipo de alimentos», señala Estafanía Dans, (@nutridans) nutricionista-dietista especializada en pérdida de peso y nutrición clínica.

La hidratación es igual de importante. El calor predispone al desbalance hídrico, y en la playa, las distracciones para obviar la sensación de sed son muchas. Lo ideal será beber en sorbos pequeños, cada poco tiempo y, aunque la garganta pida lo contrario, el agua no podrá estar excesivamente fría. Así lo explica el Instituto de Agua y Salud, que extiende estos consejos a los niños pequeños: «Hay que ofrecerles líquido continuamente aunque no muestren sed, ya que entre los juegos y la excitación playera, se olvidan», señala la entidad. No solo esto, sino que ya de por sí, los niños tienen un sistema regulador interno inmaduro, lo que incrementa el riesgo de deshidratación. 

Tal vez, los fans más acérrimos de los arenales decidan ir a pasar el día cargados con bártulos y por si acaso. Que si un cenador, una mesa, cinco sillas y dos neveras. Para la mayoría, la realidad pinta bien diferente. Cuanto más fácil sea transportar los enseres, mejor. Bastante difícil es, de por sí, mantener el equilibrio en plena duna. Por ello, y para que escoger algo saludable sea tarea fácil, la mejor opción en verano será merendar fruta. «Lo más recomendable sería llevar alguna como las cerezas, frutas de hueso como el melocotón o recipientes con melón o sandía cortada. Siempre que sea fruta entera, sin estar triturada o en zumos», responde Estefanía Dans. 

A continuación, por orden de preferencia general (y no porque se considere mejor o peor), aparecen las verduras, «como las aceitunas, los pepinillos o tomatitos cherry», propone Dans. Virgina Gómez, (@dietistaenfurecida) dietista-nutricionista, añade más opciones: «Podemos llevar zanahorias peladas, o pepinos», precisa. Ambos ricos en agua. También los frutos secos salen en la recomendación de las dos profesionales.