Teresa Arnandis, doctora en bioquímica: «Deberíamos dormir desnudos, tiene un triple beneficio para nuestra salud»

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

Mariano García

Esta divulgadora científica conocida como Lady Science explica por qué el sudor habla sobre nuestro cuerpo, por qué la nariz tiene la misma estructura que el clítoris o por qué tenemos las mejores ideas cuando estamos en la ducha

15 jun 2022 . Actualizado a las 17:39 h.

Teresa Arnandis tiene por objetivo acercar la ciencia al resto de los mortales, resolviendo todo tipo de cuestiones que se nos pueden pasar por la cabeza, basándose, por supuesto, en la evidencia. Pero esta rama divulgativa se despertó en ella hace relativamente poco. Fueron los bulos y la desinformación que empezaron a florecer con la pandemia del covid lo que le llevó a dar el salto. Así, esta doctora en Bioquímica y Biomedicina, y licenciada en Farmacia y en Óptica y Optometría —ambas con premio extraordinario de Final de Carrera—, y diplomada en Sanidad, ha paso a ser más reconocida por su nombre en redes sociales: @LadyScience. No obstante, no deja de lado su verdadera rama profesional, porque después de realizar un posdoctorado en Londres, lidera varias investigaciones sobre los mecanismos de invasión tumoral en la glándula mamaria.

Con la misión de que podamos descubrir «lo que los científicos saben y no te han contado sobre tu cuerpo», la científica publica ¡Eres un milagro andante! (Paidós, 2022), un completo viaje por nuestro cuerpo humano desde nuestros tejidos más básicos a todos los sistemas a través de los que nos nutrimos, relacionamos o reproducimos. Y todo esto, a través de un lenguaje sencillo, incluyendo numerosas curiosidades que la gran mayoría de nosotros desconoce y algún que otro truco para cuidarnos —como no, respaldado por la ciencia—.

—En el viaje por el cuerpo humano que se hace a través de tu libro, empiezas hablando del ADN. ¿Por qué tengo los ojos marrones y no azules, por ejemplo?

—Resulta que el color de los ojos es un carácter multifactorial, lo que significa que hay numerosos genes, es decir, numerosas partes y secuencias de nuestro ADN que determinan que tengamos los ojos de un determinado color. De hecho, hay diez genes que se han identificado hasta el momento que influyen en el color de los ojos que tenemos. Y su color depende de la cantidad de melanina. La melanina es un pigmento de color marrón, negruzco, que protege las estructuras que hay debajo. Los ojos oscuros o marrones tienen mucha melanina, y los ojos claros tienen poca y por eso tienen un color más azulado. Y es porque no tienen melanina, no porque realmente tengan un pigmento azul. Es decir, el color azul se produce por la dispersión de la luz en las fibras blancas de los ojos. Pero no hay un pigmento azul en los ojos azules. Los ojos marrones sí que es producido por el pigmento de la melanina que producen los melanocitos del iris. 

—Apuntas a que somos más jóvenes de lo que pensábamos. 

—Sí, somos más jóvenes de lo que dice nuestro carné de identidad. Nuestras células se están dividiendo constantemente entonces nuestro cuerpo realmente tiene como una edad de 10 años, más o menos. Porque realmente la vida es prácticamente cuando nacieron todas nuestras células. Porque según el órgano al que prestemos atención o el que observemos, las células se duplican a una velocidad diferente. Las de los intestinos se duplican cada tres días, las de la piel cada dos semanas, las del hígado cada año… Entonces, como cada una se duplica a un ritmo, realmente tus células son relativamente nuevas, son como más jóvenes que tu edad cronológica. Las únicas que de alguna forma se ven marcadas por el paso del tiempo serían los óvulos. Son los mismos desde que nacemos, no se duplican y de hecho se pierden con la edad. Son las únicas células que realmente indican la edad que tienen. El resto de células han nacido hace relativamente poco. Y por eso somos más jóvenes de lo que pensábamos.