Antonio Rodríguez, fundador de «sinAzucar.org»: «El azúcar, cuando está en la pieza de fruta, es como un monstruo encerrado»

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

Antonio Rodríguez, fundador de «sinazucar.org» y autor de «La vida es más dulce sin azúcar».
Antonio Rodríguez, fundador de «sinazucar.org» y autor de «La vida es más dulce sin azúcar».

Es divulgador, ingeniero y conocido en redes sociales por publicar fotografías de ultraprocesados con su equivalencia en terrones de azúcar

14 jun 2022 . Actualizado a las 16:28 h.

Fondo negro, foco de frente, y un ultraprocesado que hay que analizar. A su lado, cinco, quince o veinte terrones de azúcar que equivalen al endulzante oculto (o no) en esos productos. Así comienza la labor divulgativa en redes sociales de Antonio Rodríguez, fundador de sinAzucar.org, que apuesta por una dieta libre de azúcares. Ahora publica La vida es más dulce sin azúcar (Plataforma Actual), un libro con el que pretende dar a conocer todo lo que ha aprendido. 

—¿Cómo pasa de ser un ingeniero a un divulgador sobre vida saludable?

—Está basado en mi experiencia personal. En el pasado, experimenté muchas dietas, y me encontré con diferentes puntos en los que había nutricionistas que me daban información bastante contradictoria. Con el ánimo de buscar información, empecé a formarme y cuando mi nutricionista de aquel entonces me dijo que debía eliminar el azúcar para alimentarme mejor, me sorprendió bastante. Fue precisamente por esa curiosidad de ingeniero, que empecé a investigarlo casi como un enigma, y la verdad que me llevé una gran sorpresa. Yo pensaba que el azúcar era lo blanco que te encontrabas en el azucarero, y descubrí que estaba escondido en muchos productos. Así que, como entre otras cosas soy fotógrafo, utilicé una imagen para mostrar visualmente el contenido de azúcar de productos que encontraba más a mano. El resto es historia. 

 —¿Cómo define el azúcar?

—El azúcar es uno de los hidratos de carbono simples de la alimentación. Se encuentra de forma natural en muchos productos como en la fruta o en la verdura, y en otros está presente de manera artificial o añadida. Por ejemplo, cuando te tomas una naranja, ese azúcar se llama intrínseco, y es lo que lleva el alimento en sí. Sin embargo, la industria utiliza azúcar añadido para aportar cierto dulzor a los productos, sobre los cuales la Organización Mundial de la Salud nos pone en alerta. A mayores, la entidad internacional también añade otra categoría intermedia que se llama azúcares libres, y se encuentra a medio camino entre los añadidos y los intrínsecos. 

—¿Podría darme un ejemplo?

—Sí, sería un zumo de naranja, ya que contiene azúcar que originalmente estaba en la naranja, pero cuando es más procesado (ya sea en la industria o exprimiéndolo en casa), se rompe su estructura molecular. En el libro pongo la metáfora de un monstruo enjaulado. El azúcar, cuando está en la pieza de fruta, es como un monstruo encerrado. Los barrotes equivalen a la fibra que tiene la naranja, y que cuando la exprimimos, se rompen y dejan escapar al monstruo. Como conclusión, cuando está enjaulado no es peligroso. Lo mismo para el azúcar, cuando es libre debemos evitarlo. 

—¿Cómo se puede identificar? Lo pregunto porque, por ejemplo, si miramos la etiqueta de un yogur natural también aparecen azúcares.