Gafas de sol: cómo elegirlas, cuándo usarlas y cuándo no: «No deberíamos leer nunca en la playa sin ellas»

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

VIDA SALUDABLE

En los momentos en los que nos exponemos a pleno sol, es necesario llevar gafas con filtro para evitar daños a nuestros ojos por la radiación solar.
En los momentos en los que nos exponemos a pleno sol, es necesario llevar gafas con filtro para evitar daños a nuestros ojos por la radiación solar. La Voz de la Salud | iStock

Tres millones de personas pierden su visión cada año a causa de la radiación ultravioleta

27 may 2022 . Actualizado a las 17:53 h.

Con las primeras semanas calurosas y de buen tiempo, empezamos a pasar más horas al aire libre y disfrutando del sol. Protegernos de los rayos UV es algo que ya sabemos que tenemos que hacer: está claro que la radiación solar causa estragos en la piel y puede provocar, con la exposición prolongada, envejecimiento prematuro y cáncer. Pero lo que muchas veces no tenemos tan presente es que, así como debemos cuidar nuestra piel con cremas o espráis fotoprotectores, también es crucial que cuidemos nuestros ojos. Después de todo, son tres millones de personas las que pierden su visión cada año a causa de la radiación ultravioleta, que puede llevarnos a largo plazo a desarrollar cataratas, según datos de este año publicados por la asociación Visión y vida.

La acumulación de radiación solar en los ojos es tan perjudicial como en el resto del cuerpo, pero no podemos echarnos crema con protección solar en el ojo. Aquí es donde entran nuestras aliadas para estos días de la primavera y el verano: las gafas de sol. Aunque casi un 85 % de la población adulta en España las utiliza, no siempre sabemos cuáles son las más adecuadas para nuestras actividades, estilo de vida y entorno. Por eso, hoy te explicamos cómo elegir correctamente unas gafas de sol que protejan tus ojos de los daños provocados por la radiación.

¿Qué gafas de sol me compro?

Elegir unas buenas gafas puede ser una tarea más complicada de lo que a simple vista podríamos creer. Aunque el mercado está lleno de opciones: puedes comprarlas por internet, o incluso en sitios que se dedican a vender otros tipos de accesorios como fulares y joyas, lo más indicado es adquirir tus gafas en una óptica. De esta forma, te aseguras de que se trata de instrumentos diseñados con las certificaciones necesarias para no dañar ni distorsionar tu visión.

«De una manera general, la gafa de sol ha de llevar el marcado CE en la varilla de la gafa y lo razonable es comprarlas en un establecimiento que sea fiable. En una óptica sería lo más adecuado o, como mínimo, en un establecimiento especializado en deportes o apropiado para eso», recomienda Salvador Alsina, óptico-optometrista y presidente de Visión y Vida.

«La lente no ha de tener deformaciones. Para comprobar esto, tenemos que ver que si movemos la gafa ante nuestros ojos, la imagen no sufra ninguna alteración y no haya ningún tipo de problemas. Hay toda una serie de características que debe cumplir para que eso ocurra, por eso insisto en que conviene comprarlas en una óptica o un sitio especializado», detalla Alsina.