Cáncer: doce formas de reducir el riesgo de padecerlo

VIDA SALUDABLE

El consumo de tabaco es la práctica que más cánceres provoca, y contrariamente a lo que se suele pensar, no solo origina el de pulmón.
El consumo de tabaco es la práctica que más cánceres provoca, y contrariamente a lo que se suele pensar, no solo origina el de pulmón. La Voz de la Salud | iStock

Podrían evitarse casi la mitad de las muertes provocadas por esta enfermedad en Europa si se siguen todas estas recomendaciones

31 ene 2022 . Actualizado a las 17:58 h.

Este viernes 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, una enfermerdad que es la primera causa de muerte en España. Según el estudio «Las cifras del cáncer en España» realizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en el 2020 fallecieron 112.054 personas en nuestro país. También lo es a nivel mundial, ya que el cáncer produjo alrededor de diez millones de muertes el pasado año según los datos de la International Agency for Research on Cancer (IARC).

Para intentar poner freno a estas cifras, la Comisión Europea tiene en marcha una iniciativa que busca concienciar a los ciudadanos a la hora de prevenir el riesgo de padecer la enfermedad. Así, el Código Europeo contra el Cáncer (CECC) recoge cómo evitar o disminuir la exposición a agentes cancerígenos. Según recoge el Ministerio de Sanidad, se considera que siguiendo todas estas recomendaciones podrían evitarse casi la mitad de las muertes por cáncer en Europa. 

Estas son las doce formas de reducir el riesgo de cáncer que propone el Código Europeo contra el Cáncer:

1. No fumes ni consumas ningún tipo de tabaco. 

El tabaco es la principal causa de cáncer y de muertes evitables. Cada año, el tabaquismo provoca en todo el mundo unos seis millones de fallecimientos, y en Europa, el 82 % de los tumores de pulmón son derivados del hábito de fumar. El consumo de cigarrillos acaba matando a más de la mitad de los usuarios a largo plazo. 

El riesgo de padecer un tumor en el pulmón aumenta cuantos más años se lleve fumando, cuantos más pitillos diarios se consuman y cuanto más joven se empiece. Los fumadores, tanto hombres como mujeres, tienen entre veinte y veinticinco veces más probabilidades de acabar padeciendo la enfermedad. Pero no es la única. Otros tipos de cáncer que también se originan por el consumo de tabaco son el de laringe (en un 84 %), el de vejiga (50 %), orofaringe (49 %), esófago (35 %) y cavidad oral (33 %). Además, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) concluye que existen indicios de que fumar aumenta el riesgo de padecer cáncer de mama, entre un 10 y un 30 %. 

Pero, ¿cuáles son las sustancias que contiene el tabaco que son carcinógenas? Algunas son parte natural de la planta del tabaco y otras se generan durante su transformación, curado, maduración, almacenamiento y combustión. Entre ellas nos encontramos el formaldehído, hidrocarburos aromáticos policíclicos, arsénico, compuestos de níquel, polonio-210, berilio, cromo hexavalente, cadmio, aminas aromáticas como la 2-naftilamina y el 4-aminobifenilo, butadieno, benceno, cloruro de vinilo y óxido de etileno.