La andropausia: «Los varones, a partir de los 45 o 50 años, llegan a consulta quejándose de mal humor, de cansancio o de disfunción eréctil»

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

LA TRIBU

La andropausia se caracteriza por la reducción de la testosterona.
La andropausia se caracteriza por la reducción de la testosterona. La Voz de la Salud | iStock

La conocida popularmente como «menopausia masculina» todavía es un tema tabú que hace que se infradiagnostique el síndrome

02 mar 2022 . Actualizado a las 11:56 h.

La Real Academia Española permite, desde hace casi tres años, que los hombres se definan como «andropáusicos». El lenguaje es reflejo de la sociedad, y tal y como se suele decir: «De lo que no se habla, no existe». Gran parte de los varones, al igual que ocurre con las mujeres, también serán víctimas de los cambios hormonales. Con ello, comenzará una etapa (más correctamente definida como síndrome) de la que ya no se podrán deshacer. Es el hipogonadismo de inicio tardío, conocido comúnmente como andropausia. «Un conjunto de síntomas secundarios ligados a la disminución de los niveles de testosterona», explica Oriol Miralles, geriatra de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) y doctor en el Hospital Sant Joan de Deu (Mallorca). 

Se asocia a la edad, «suele producirse entre los 40 y 50 años, aunque puede iniciarse antes. Ronda la pérdida del 1-2 % al año en concentración de esta hormona», añade el experto. Como en todo, tener andropausia no significará lo mismo entre un varón u otro. Los sintomatología pueden variar, llegando algunos a ser asintomáticos.  

¿Se puede igualar este término con la menopausia? Los profesionales de la salud prefieren no hacerlo. «Hablar de menopausia en el hombre sería erróneo, ya que la pérdida de fertilidad es progresiva en el tiempo, no marcada como en la mujer, y el uso de este término en nosotros resta visibilidad al problema del que se habla poco y con muchos tabúes», apunta Miralles.

A día de hoy aun queda mucha información por conocer: «A lo largo de la historia, parece que a los hombres, por esa imagen viril que se les ha atribuido, no les podía suceder nada parecido a la menopausia. Eso no es cierto, con el paso de los años hemos empezado a ver que los problemas de erección, por ejemplo, no solo eran cuestión de un tema vascular sino también de la disminución de testosterona», señala el doctor Luis García Reboll, especialista en urología. Es más, para este experto hablar de andropausia puede resultar incluso erróneo: «El nombre correcto es hipogonadismo de inicio tardío, con el otro parece que intentamos asemejarlo a la menopausia, cuando no es así». 

Este síndrome es cada vez más frecuente, y no porque aumenten los casos significativamente, sino por la normalización que está viviendo. Sin embargo, se estima que todavía sigue infradiagnosticado debido a los síntomas que presenta, entre ellos, mal humor o irritabilidad. ¿Quién no se despierta con el pie izquierdo alguna vez?