Iria Grande, psiquiatra: «Antes de un suicidio, siempre hay signos de alarma»

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

SALUD MENTAL

Iria Grande es psiquiatra y forma parte del proyecto Survive.
Iria Grande es psiquiatra y forma parte del proyecto Survive.

En el Día Mundial de Prevención del Suicidio, la experta analiza las causas que llevan a alguien a intentar quitarse la vida

14 sep 2022 . Actualizado a las 16:28 h.

El suicidio es una de las principales causas de muerte entre la población joven en España. Cada día, aproximadamente once personas se quitan la vida, lo que equivale a un suicidio cada poco más de dos horas. Se trata de un problema complejo de abordar, tanto desde el punto de vista profesional como en términos familiares e interpersonales.

Sabemos, a día de hoy, que hablar de suicidio es importante para prevenirlo. Sabemos también que hay ciertos factores de riesgo que pueden hacer que alguien sea más propenso a cometer este acto, como lo es el hecho de padecer un trastorno de salud mental. Sin embargo, hay mucho que no está claro aún.

Tratar de entender por qué alguien toma una decisión tan extrema tiene que ver con escuchar más y asumir menos. Después de todo, siguen siendo prevalentes algunos mitos sobre el suicidio que hacen más daño a las personas que ya están atravesando un momento difícil en términos de su salud mental. En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, la doctora Iria Grande nos ayuda a comprender un poco más sobre este tema que representa una verdadera emergencia. Ella es psiquiatra en el Hospital Clínic i Provincial de Barcelona e investigadora del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM). Forma parte del proyecto Survive, una iniciativa de investigación en toda España que busca recabar información para ayudar a personas que han intentado suicidarse.

—¿Qué lleva a alguien a intentar quitarse la vida? ¿Es una decisión impulsiva o premeditada?

—Normalmente, son situaciones que la persona vive como extremas y le sobrepasan. Ocurre cuando alguien no ve otra solución a estas cuestiones, que pueden ser de diversa índole. Puede ser de la esfera personal, laboral, económica. Y yo creo que ahora que estamos en una crisis económica y la situación hará todo menos mejorar, todo esto son factores que pueden llegar a colapsar a alguien haciendo que se plantee que no hay ninguna solución a sus problemas.

—¿Cómo es la situación en particular para los jóvenes?

—La incidencia de la conducta autolítica en jóvenes ha aumentado mucho. Es una situación que nos preocupa a todos. Hay que tener en cuenta que en estos momentos el suicidio es la segunda causa de muerte en gente de entre 15 y 29 años. Por tanto, es uno de los problemas más importantes en gente joven. Esto se ha incrementado sobre todo después del covid-19. Es bueno que hablemos de ello, porque antes se pensaba que al hacerlo se estaba induciendo a una mayor tasa de suicidios. Lo que se ha comprobado es que lo que se tiene que hacer es hablar de forma adecuada. Y ahora hemos tomado consciencia de ello, dado el incremento de suicidios en gente joven. Pero se deben seguir las guías que hay respecto de cómo enfocarlo. No se debe hacer desde una visión sensacionalista, sino de forma objetiva.