Iris Pérez, experta en ansiedad en adolescentes: «Lo que profesores y padres ven es solo la punta del iceberg»

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

SALUD MENTAL

Iris Pérez Bonaventura ejerce como psicóloga clínica en la prevención, evaluación y tratamiento de problemas emocionales y conductuales en niños, adolescentes y sus familias.
Iris Pérez Bonaventura ejerce como psicóloga clínica en la prevención, evaluación y tratamiento de problemas emocionales y conductuales en niños, adolescentes y sus familias. La Voz de la Salud

La psicóloga considera que «vivimos en una sociedad que nos enseña que ser valiente es no tener miedo», pero que en realidad «ser valiente es tenerlo y aprender a superarlo»

25 may 2022 . Actualizado a las 16:33 h.

Todos sufrimos de ansiedad en algún momento. El problema, es cuando esta se presenta en exceso, sin que sepamos cómo gestionarla. Sobre todo en una etapa tan complicada como es la adolescencia. Chicos y chicas que dan muchas vueltas a las cosas, que se frustran pensando en la opinión que otros puedan tener de ellos, que creen que es muy probable que ocurra algo malo en sus vidas o que reflexionan demasiado sobre qué pasará en el futuro. Y no, no es de extrañar que en este preciso instante tengas a alguien en mente, ya que se calcula que uno de cada tres jóvenes sufre o sufrirá un trastorno de ansiedad, y que de ellos, ocho de cada diez no reciben ayuda de ningún tipo. 

Pero más allá de las cifras, conocer las señales de alarma y darle la importancia que requieren puede ayudar a estos jóvenes. Eso es lo que llevó a Iris Pérez-Bonaventura, psicóloga clínica, a publicar Ansiedad. A mí también me pasa (B de Block, 2022). Un manual práctico para jóvenes y adolescentes con el que pretende ayudarlos a abordar y lidiar con la ansiedad. Doctorada en Psicología Clínica Infanto-Juvenil en la Universidad Autónoma de Barcelona, pasó de especializarse en trastornos de ansiedad en Yale a realizar un posdoctorado en psicología clínica pediátrica en Minnesota, acreditándose como miembro activo de la Asociación Americana de Psicología. 

¿Por qué un libro dirigido a adolescentes?

—Trabajo en consultas externas del hospital y, con la pandemia, veíamos un incremento exponencial de la ansiedad en menores. Los papás y mamás siempre me preguntaban si había libros en los que se hablara de ella y yo iba a las librerías, buscaba y no encontraba ninguno dirigido a adolescentes. Los había dirigidos a niños pequeños o adultos, pero para adolescentes, nada de nada. Por eso pensé que era importante escribir sobre esto. También hubo personas que me dijeron: «Los adolescentes no leen, no vale la pena que hagas un libro para ellos». Pero no les hice caso, porque al final tienen una sobreabundancia de la información muy alta. En internet buscas 'ansiedad' y te salen miles de entradas. Pero no está filtrada la información. Son muchos testimonios en primera persona pero no estrategias basadas en la evidencia que funcionan cuando tienes ansiedad. Le estuve dando vueltas a la idea y pensé en hacer un libro que pudiera ayudar a todos los chicos y chicas que veía en consulta y todo lo que me gustaría decirles. Y por eso escribí el libro, para ayudarles. 

—¿Qué es la ansiedad, cómo definirla?

—Hay dos tipos de ansiedad: la ansiedad adaptativa, que es aquella que te ayuda en el día a día, a percibir los peligros o las amenazas, estar en alerta, poder prepararte y defenderte ante estos peligros y amenazas reales; mientras que la ansiedad desadaptativa es cuando no nos ayuda. Es excesiva e interfiere en la vida diaria de la persona, ya sea en la vida familiar, social, académica o laboral. El problema con este tipo de ansiedad es que no existe el problema real. Al final es un miedo y nos hace ver un peligro cuando no existe. Lo que debemos hacer es que la ansiedad adaptativa o problemática disminuya hasta que sea adaptativa. Porque al final la ansiedad es buena, nos ayuda. El problema es cuando hay un exceso de ansiedad. Por eso el libro va dirigido a chicas y chicos que tienen un exceso de ansiedad y que por lo tanto tienen un trastorno de ansiedad

—¿Cuáles son los síntomas de un trastorno de ansiedad en la adolescencia?

—Nosotros decimos que son chicos y chicas que sufren mucho en su día a día. Le dan muchas vueltas a las cosas, se frustran pensando en qué dirán los demás y si los juzgarán, se preocupan excesivamente por las personas que quieren, creen que es muy probable que ocurra algo malo, piensan en el futuro de forma desmesurada… Piensan tanto en el día siguiente, en el examen que van a tener, en cuando vayan con los amigos o cuando vayan con la familia a un evento, que no disfrutan del día a día. No disfrutan de lo que está pasando ahora porque piensan en el mañana. Se sienten inseguros y tienen muchos miedos. Dejan de hacer cosas por miedo. Son chicos a los que a veces les pasan cosas en el instituto, como tener una presentación oral o un examen, y no van ese día. Tienen que enfrentarse ese día a un amigo suyo y no van a clase para no hacerlo. También se van de determinados sitios por temor a ser juzgados y sienten sensaciones extrañas en el cuerpo que les provocan malestar y que aparecen sin previo aviso. Por ejemplo, dolor de cabeza o de estómago. Pero de forma inespecífica, es decir, sienten este dolor pero no hay una causa médica. Al final es porque mente y cuerpo están conectados y si tú estás inquieto, nervioso y sientes ansiedad, al final lo sientes en el cuerpo. Son este tipo de sensaciones que nosotros llamamos psicosomáticas. O por ejemplo, notan que el corazón va muy rápido o que les cuesta respirar.