¿Es seguro dormir con tapones de oídos?: «Con el uso continuado pueden generar irritación y otros problemas»

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

EN REDES

Los tapones de oídos son utilizados con frecuencia para atenuar los efectos de la sobrestimulación sensorial.
Los tapones de oídos son utilizados con frecuencia para atenuar los efectos de la sobrestimulación sensorial. iStock

Los tapones se han popularizado entre las personas que sufren con la sobrecarga sensorial del ruido cotidiano, pero ¿se pueden utilizar toda la noche?

04 may 2023 . Actualizado a las 17:25 h.

El ruido es uno de los problemas ambientales más importantes en la sociedad moderna. Aunque no tengamos plena consciencia de él, el ruido está presente a lo largo de todo el día para quienes vivimos en ciudades: locales de ocio, los medios de transporte y la actividad industrial y comercial son algunas de las fuentes más frecuentes de este fenómeno. Pero el ruido no es solo un estímulo intrusivo y molesto a nivel sensorial, sino que la exposición crónica a este puede tener efectos devastadores en distintas esferas de la salud.

Frente a este problema, la solución que muchas personas encuentran es el uso de tapones para los oídos. Se trata de dispositivos que se insertan dentro del canal auditivo externo y que protegen de los ruidos fuertes, evitan que entre agua, arena y viento. En las redes sociales, el uso de estos tapones se ha popularizado como método de regulación del estrés, ya que reducen la sobrecarga sensorial que ocasiona el ruido. También se suelen utilizar para dormir, sobre todo cuando se vive en una zona muy transitada y ruidosa. En TikTok, abundan las reseñas de tapones, ordenados de menor a mayor cancelación de sonido. Pero ¿cómo de efectivos son para prevenir problemas auditivos? Y lo más importante: ¿usarlos supone algún riesgo?

Tapones y sueño

El ruido es uno de los principales causantes de los problemas para dormir. Como explica la experta en cronobiología y sueño Ángeles Bonmatí, «el ruido no nos deja conciliar el sueño y, si tenemos la suerte de dormirnos, nos puede sacar de él si se produce en momentos de sueño ligero». Esto puede tener impacto a largo plazo, aún si solo nos despertamos durante un par de segundos, ya que al cuerpo le lleva tiempo volver a conciliar un sueño profundo.

Es aquí donde pueden ser útiles los tapones. Varios estudios muestran que dormir con ellos puestos mejora la calidad del sueño de forma significativa. Una investigación del ruido de las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales concluyó que utilizar tapones (y antifaces para bloquear la luz) resultaba en más tiempo de sueño REM, menor latencia REM y niveles más elevados de melatonina entre los participantes.

Los principales impactos del ruido sobre la salud, explica la Organización Mundial de la Salud, son:

  • Efectos auditivos. Discapacidad, pérdida de audición, acúfenos, dolor y fatiga auditiva
  • Perturbaciones del sueño
  • Problemas cardiovasculares
  • Respuestas hormonales al estrés y patologías metabólicas e inmunitarias
  • Disminución del rendimiento laboral y académico
  • Interferencia con el comportamiento social: agresividad, aislamiento, dificultad para comunicarse

Protección auditiva en el día a día

Si cuidarse del ruido por la noche es importante, lo mismo ocurre durante el día, que es en realidad cuando la mayoría de las personas estamos más expuestas. Trabajar con máquinas ruidosas, transitar a pie o en bicicleta por calles con muchos vehículos de motor o incluso acudir a conciertos y eventos en espacios con niveles de decibelios (dB) excesivamente elevados son algunos de los escenarios en los que nos encontramos más frecuentemente.

En estos casos, las investigaciones sugieren que el uso de tapones está asimismo indicado. Un estudio publicado en JAMA en el 2016 concluyó que el uso de tapones durante festivales de música y conciertos disminuye significativamente el riesgo de sufrir problemas como los acúfenos. «El uso de tapones es efectivo para prevenir la pérdida de audición temporal que se produce tras la exposición a música de volumen alto», afirma el estudio.

Recordemos que la audición segura depende, no solo del volumen del sonido al que nos exponemos, sino de la duración y la frecuencia de exposición. Según la Organización Mundial de la Salud, el ruido máximo aceptable para un individuo sin que se produzcan riesgos son 85 decibelios durante ocho horas, pero la mayoría de los dispositivos de audio personales que utilizamos diariamente para escuchar música y pódcasts oscilan entre los 75 dB y los 136 dB, y las discotecas suelen tener la música por encima de los 100 dB.

Por eso, el ruido al que nos exponemos puede ser más del que imaginamos y cuidar la salud auditiva es importante para prevenir pérdidas a largo plazo. Esto incluye evitar las exposiciones innecesarias y minimizar el tiempo que pasamos en ambientes demasiado estruendosos, así como acudir a revisiones periódicas anuales, sobre todo a partir de los 50 años. Otro consejo es no introducir sustancias extrañas en los oídos: aceites, soluciones salinas, gotas o bastoncillos quedan desaconsejados, ya que pueden empujar la cera hacia adentro y dañar el tímpano.

Seguridad

En general, se considera que el uso de tapones para los oídos es seguro cuando se emplean de forma ocasional, al asistir a un evento ruidoso o en circunstancias puntuales. De hecho, como hemos visto, puede ser beneficioso al reducir el riesgo de que haya daño auditivo. Pero ¿podemos usarlos a diario, para trabajar o dormir?

Esto dependerá del tipo de tapones que utilicemos y también de las precauciones que tengamos. Esto último tiene que ver con una adecuada higiene de manos y una técnica correcta de inserción. Como explica el otorrinolaringólogo Luis Lassaletta, de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL), «hay distintos tipos de tapones. Están los típicos de goma espuma, que son prácticamente inocuos para el oído, pero aíslan poco. Luego, están los de cera, que se amoldan al conducto auditivo externo de cada persona y, en este sentido, son mejores aislantes. Pero es verdad que tenemos el riesgo de que nos quede algo de la propia cera en el conducto y no pueda salir. Tenemos el riesgo de que, si hay cera en el conducto, al introducir el tapón, la empujemos hacia el tímpano y eso puede causar alguna lesión. Con el uso continuado, puede generar irritación del conducto, de la piel y otros problemas».

«Hay tapones más adaptados a la anatomía, que se fabrican en los gabinetes de prótesis. Hacen un molde específico para cada paciente, igual que se hace el molde de un audífono. De esa forma, se reproduce la forma del conducto externo y se hace un tapón con esa forma exacta. Así, quienes los necesitan para descansar pueden usar tapones con oclusión total para que atenúe lo más posible los estímulos. Hay variaciones, si necesitan para conciertos, hay algunos específicos que atenúan, pero dejan pasar algo del sonido. El uso en sí de tapones para concentrarse mejor no es un problema. El problema depende de la anatomía y las características del conducto de cada persona», señala el experto.

Hay que tener en cuenta que los tapones pueden causar infecciones del oído, ya que en ellos se acumulan bacterias y si no están limpios, o los colocamos con dedos sucios, pueden invadir el canal. Cuida la higiene de los tapones y cámbialos con la frecuencia recomendada por el fabricante.

Cómo colocar los tapones

Los tapones utilizados con mayor frecuencia son los desechables de espuma, que se amoldan a la forma del conducto auditivo y tienen pocos riesgos para la salud. Los pasos a seguir para insertarlos son:

  1. Con las manos limpias, enrolla el tapón entre los dedos hasta que sea suficientemente estrecho como para caber en el oído.
  2. Tira del lóbulo de la oreja hacia afuera.
  3. Introduce el tapón hasta que bloquee el sonido. No lo empujes demasiado hacia adentro, ya que esto podría irritar el recubrimiento del tímpano.
  4. Con el dedo en la base del tapón, cuenta en voz alta hasta 20 o 30 hasta que el tapón se expanda y llene el canal auditivo. Tu voz sonará apagada cuando el tapón haya sellado correctamente.
  5. Verifica la inserción correcta colocando firmemente las manos de forma cóncava (hueca) sobre las orejas. Si los sonidos se oyen mucho más apagados cuando las manos cubren las orejas, es porque los tapones no están sellando correctamente. Retira los tapones y vuelve a empezar.

Laura Inés Miyara
Laura Inés Miyara
Laura Inés Miyara

Redactora de La Voz de La Salud, periodista y escritora de Rosario, Argentina. Estudié Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario y en el 2019 me trasladé a España gracias a una beca para realizar el Máster en Produción Xornalística e Audiovisual de La Voz de Galicia. Mi misión es difundir y promover la salud mental, luchando contra la estigmatización de los trastornos y la psicoterapia, y creando recursos de fácil acceso para aliviar a las personas en momentos difíciles.

Redactora de La Voz de La Salud, periodista y escritora de Rosario, Argentina. Estudié Licenciatura en Comunicación Social en la Universidad Nacional de Rosario y en el 2019 me trasladé a España gracias a una beca para realizar el Máster en Produción Xornalística e Audiovisual de La Voz de Galicia. Mi misión es difundir y promover la salud mental, luchando contra la estigmatización de los trastornos y la psicoterapia, y creando recursos de fácil acceso para aliviar a las personas en momentos difíciles.



function hideSticky(){ var element_to_hide; if (mediaQueryMobile.matches) element_to_hide = document.getElementById('2PUB_CABECEROad-megaMobile-id'); else element_to_hide = document.getElementById('ad-FaldonSuperiorDesktop') if (element_to_hide !== null) element_to_hide.parentNode.removeChild(element_to_hide); } var wdgt_outbrain = document.querySelector(".OUTBRAIN"); var outbrain_options = { root: null, rootMargin: "0px", threshold: 0 }; var outbrain_io = new IntersectionObserver(function(entries) { if (entries[0].isIntersecting) { outbrainwdgt(); hideSticky(); outbrain_io.unobserve(wdgt_outbrain); } }, outbrain_options); outbrain_io.observe(wdgt_outbrain);