José Luis Fírvida, oncólogo médico: «Un cribado a tiempo significa, posiblemente, una curación del 100 %»

Uxía Rodríguez Diez
UXÍA RODRÍGUEZ LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

José Luis Fírvida Pérez, oncólogo médico. Uno de los cuatro médicos gallegos que han sido galardonados en la IX edición de los premios 'Top Doctors'
José Luis Fírvida Pérez, oncólogo médico. Uno de los cuatro médicos gallegos que han sido galardonados en la IX edición de los premios 'Top Doctors'

Top Doctors lo ha elegido como el mejor especialista de España en este campo en la medicina privada | El experto resalta la importancia de los hábitos de vida y alerta del aumento de tumores en etapas jóvenes

07 dic 2022 . Actualizado a las 15:42 h.

Es el mejor oncólogo médico del país según Top Doctors. La plataforma online ha incluido en su listado anual de los 50 mejores doctores y especialistas españoles de la medicina privada a cuatro gallegos. Entre ellos está José Luis Fírvida Pérez, oncólogo médico que presta sus servicios tanto en Hospitales Cosaga como en el Centro Médico El Carmen en Ourense. Casi tres décadas a sus espaldas y la huella que cada día dejan sus pacientes.

Cáncer, seis letras que forman una palabra que a todos nos cuesta pronunciar y que, para usted, es su día a día. ¿Cómo es vivir rodeado de cáncer?

—Es una vida vocacional porque esta es una de las especialidades más vocacionales que existen. Hay que desmitificar la palabra cáncer y ya estamos pensando no solo en mejorar la calidad de vida, si no en curar. Cada vez estamos utilizando más el término curación porque muchos de nuestros pacientes, afortunadamente con los avances terapéuticos, están logrando curarse y cada vez ese número va a ser mayor.

—¿El panorama que ve en su día a día ha cambiado mucho en estos 30 años?

—Hace casi tres décadas, desgraciadamente, muchos de los tratamientos que usábamos tenían solo finalidad paliativa para mejorar en escasos meses la supervivencia y calidad de vida de los pacientes. Por poner ejemplos, en cáncer de pulmón estamos multiplicando por cinco la supervivencia en la actualidad respecto a hace dos décadas. El cáncer de mama se cura en un porcentaje muy alto, más del 90 % en muchos casos. El cáncer de colon ha mejorado su supervivencia... Es decir, las expectativas realmente han mejorado muchísimo con las nuevas armas terapéuticas.

Personalmente, hace 27 años que llegué a Ourense procedente del Hospital Clínic de Barcelona. De hecho, firmé mi primer contrato como adjunto a los 27 años, que es un récord vía MIR. Me gustaría aquí recordar a mi primer jefe de oncología en el hospital, que fue el doctor Rubén Rodríguez, el verdadero impulsor de la estructura que tenemos en la actualidad.

—Usted, ¿qué le dice a un paciente cuando entra por primera vez en su consulta?

—Yo intento ser objetivo, resolver todas sus dudas, que pregunten todas sus inquietudes sobre la enfermedad. También hay que ser realista y explicarle en un idioma que pueda entender el objetivo y los pasos a seguir con el tratamiento. Siempre digo que de cada paciente y de cada familiar, estoy aprendiendo algo. No hay ningún paciente que no me haya dejado su huella.

—Es oncólogo, pero imagino que también un poco psicólogo.

—Sí, la verdad es que sí. Aunque hay que resaltar que siempre tenemos el apoyo de una especialidad que ha nacido y que es primordial que es la psiconcología.

—¿Cuáles son los tumores más frecuentes en la actualidad?

—Esto no ha variado en los últimos años, los tumores más frecuentes son los de colon, próstata, pulmón y mama. Es el top 4 fundamentalmente, en donde se está haciendo más diagnóstico y también se están aumentando las tasas de supervivencia.

—¿Cuáles son los más difíciles de superar? ¿Y el cáncer de mejor pronóstico?

—De esos que estamos hablando, el tumor con peor pronóstico es el cáncer de pulmón. Se está avanzando muchísimo pero es el que causa más mortalidad. En primer lugar, porque solo el 20 % de los pacientes pueden acceder a una cirugía; lo que implica que el 80 % se diagnostican en fases avanzadas de la enfermedad cuando la curación no es tan probable. Pero también hay que resaltar que es el tumor en el que más se ha avanzado en investigación. En la otra cara, tenemos las tasas de curación del cáncer de mama, globalmente por encima del 90 %. Gracias a los programas de cribado conseguimos detectarlos en estadios muy localizados donde la curación se puede aproximar casi al 100 %. Lo mismo ocurre con los de colon y próstata, que tienen campañas de detección precoz y, cuanto más precozmente se realice el diagnóstico de un tumor más posibilidades de éxito y de curación.

—El número de casos de cáncer, en general, no para de subir en los últimos años, ¿a qué se debe?

—Por un lado, estamos estamos implementando mejores campañas de detección, lo que lleva a tener un mayor número de diagnósticos, pero en fases iniciales. Y, en segundo lugar, está el estilo de vida que puede estar implicado en hasta un 40 % de los tumores. Hay hábitos que no han bajado al nivel que deberían como el tabaquismo, la ingesta moderada de alcohol, la radiación ultravioleta, la obesidad y el sedentarismo. Son todos factores fácilmente evitables. De hecho, el cáncer de pulmón se va a seguir incrementando en mujeres, porque existe mucho hábito tabáquico.

—La edad es algo fundamental e incontrolable, pero ¿hay cada vez más casos también en jóvenes?

—Sí, está habiendo un incremento de tumores cada vez en etapas más jóvenes por diversos factores, algunos más desconocidos con razones no establecidas todavía, pero otros como los que hablamos de mayores campañas de detección y malos hábitos de vida. Por otro lado, y en concreto en la provincia de Ourense que es la más envejecida de España, realmente es una nueva subespecialidad dentro de Oncología que es la oncogeriatría. Actualmente en Ourense más del 40% de nuestras consultas superan los 70 años. Es un nuevo subgrupo al que hay que tratar con especial cariño porque son pacientes muy frágiles en los que es necesario implementar tratamientos adaptados a su situación personal, comorbilidades, patologías previas e impacto a nivel social y familiar.

—Ha hecho varias referencias a esos cribados, ¿qué papel juegan?

—Son fundamentales. Querría lanzar un mensaje; que nadie deje de acudir a un programa de cribado porque podría estar salvando su vida. Un cribado a tiempo significa una detección a tiempo y significa una curación, posiblemente del 100 %. En este momento están implementados el cribado de cáncer de cuello de útero, el de mama con la mamografía, sangre oculta en heces en colon o el cribado del PSA en cáncer de próstata. Posiblemente en poco tiempo se va a intentar implementar también el cribado mediante tomografía computarizada de baja dosis en pacientes fumadores para intentar detectar el cáncer de pulmón en etapas más iniciales.

—Además del cribado, hablaba también de la importancia del estilo de vida. Cada vez hay más conocimiento, pero nunca está de más escucharlo de boca de un profesional como usted.

—Un buen porcentaje de cánceres, en torno al 40 %, se pueden evitar mejorando nuestros hábitos de vida, evitando el tabaco, reduciendo el consumo de alcohol, evitando la exposición excesiva a radiaciones ultravioletas, sorteando la obesidad y el sedentarismo. Eso es así, cada vez hay más conocimiento, pero no somos todavía lo suficientemente conscientes del riesgo. Quiero darle un valor muy muy importante al hábito de vida. Como anécdota, mi primera paciente privada hace 25 años, que está viva a día de hoy, es una religiosa, que ya se pueden imaginar su estilo de vida en cuanto a alimentación, hábitos y salud mental.

—Los tratamientos contra el cáncer, en general, han avanzado mucho en los últimos años. Con tres décadas de experiencia, ¿cómo ha cambiado el panorama desde que usted comenzó hasta hoy?

—Ha cambiado todo. Todos los tratamientos que se implican en el proceso de un cáncer han cambiado de forma espectacular. La cirugía es cada vez más conservadora, con menos morbilidad, evitando cirugías invasivas. La radioterapia actual es menos agresiva y más dirigida. En cuanto a los tratamientos sistémicos, hace dos décadas solo teníamos quimioterapia y hormonoterapia, ahora el futuro está en que cada paciente tenga un tratamiento lo más personalizado posible, la terapia a la carta. Las terapias dirigidas contra ciertas alteraciones moleculares y la inmunoterapia han revolucionada por completo el tratamiento de la mayoría de los tumores. Como anécdota, hace 30 años un cáncer de pulmón podía tener una mediana de supervivencia de unos nueve meses. Hoy ese tiempo se ha triplicado, pero no solo eso, porque hay determinados grupos de pacientes con cáncer de pulmón que pueden vivir más de 10 años con las nuevas armas terapéuticas. Es decir, estamos ante una situación única e inmejorable y tenemos que seguir avanzando en este sentido. 

—¿Cuáles son las líneas de investigación abiertas en tratamientos de cáncer más prometedoras? ¿Qué veremos?

—Yo creo que tenemos que seguir avanzando en la medicina personalizada, buscando cada vez más alteraciones moleculares. Por ejemplo, en cáncer de pulmón prácticamente el 50 % de los pacientes tiene alguna alteración molecular que nos permitirá tratarlos con una terapia dirigida, por vía oral y sin apenas toxicidad. La inmunoterapia ha sido la gran revolución en los últimos años, es muy eficaz, es un tratamiento con escasos efectos secundarios y que lo que hace es potenciar el ecosistema inmunológico para que se defienda y ataque al cáncer. Eficaz en tumores de pulmón, en melanoma, cáncer de mama... Se está implantando en todas las patologías. Por ahí irá el futuro. Es importante resaltar la necesidad de seguir investigando, nuestra especialidad es muy de ensayos clínicos, de investigación, de futuro. Hay que invertir.

—¿Habrá cura para el cáncer?

—Yo hoy en día le digo a mis pacientes que muchos tienen curación y casi todos tienen cronificación. Pero que yo creo que vamos a llegar a la curación La detección precoz y el estilo de vida van a ser fundamentales y, no al corto plazo, pero vamos a conseguir una curación. Cuando comenzó la pandemia del VIH nadie se hubiera imaginado que llegaríamos al presente sin prácticamente muertes por sida. El cáncer son muchas enfermedades en una, muchas alteraciones, resistencias tumorales. Por eso es necesario buscar soluciones para dar en la diana.

—Dos mensajes para terminar. Uno para los pacientes de cáncer que nos puedan estar leyendo.

—Un mensaje de lucha, de esperanza y de confianza. De no bajar los brazos. Siempre hay prórroga y penaltis. Hay que ser objetivos pero, a día de hoy, también hay que tener claro que hay esperanza.  Casi siempre tenemos alguna salida. A casi todos los vamos a intentar curar y a todos los vamos a cuidar.

—¿Qué le diría a un médico que vaya a elegir especialidad a favor de la Oncología?

— Es la especialidad donde más se va a seguir investigando, es la especialidad donde puede tener más retos en su carrera personal y profesional. Obviamente va a haber malos momentos, todos hemos pasado, pero los buenos momentos y ese abrazo de un paciente compensa con creces esos malos momentos.

—Y para terminar y no menos importante, felicidades a usted por ese reconocimiento de Top Doctors.

—Gracias. Aprovecho para agradecérselo a todos mis compañeros y pacientes. Es un premio de todos y de toda la oncología ourensana. En especial a mis compañeros del Hospital Cosaga y del Centro Médico El Carmen.

 El Dr. José Luis Fírvida Pérez es un reconocido especialista en Oncología en Ourense con más de 25 años de experiencia. Actualmente es jefe de Servicio de Oncología Médica en el Centro Médico El Carmen y en la Policlínica Santa Cristina. A lo largo de su trayectoria profesional ha publicado más de 85 artículos como autor y coautor, tanto a nivel nacional como internacional, y ha participado en diversos proyectos científicos y ensayos clínicos. Es miembro de la American Society of Clinical Oncology, de la Sociedad Española de Oncología Médica o del Grupo Español de Cáncer de Pulmón, entre otros.

El Cáncer, contado por sus protagonistas

Cáncer: síntomas, diagnóstico, tratamiento y recuperación

La Voz de la Salud

Podemos usar eufemismos para hablar de él, cambiar de tema, pasar de puntillas o pensar en otra cosa como acto reflejo ante la sospecha de que tenemos síntomas que podrían encajar. Pero ninguna de estas estrategias hará que el cáncer desaparezca. La estadística dice que uno de cada dos hombres será diagnosticado de cáncer en algún momento de su vida. La proporción es algo menor en las mujeres y «solo» una de cada tres acabarán desarrollando esta enfermedad, la segunda causa de muerte en todo el mundo. Este viernes 4 de febrero se celebra el Día Mundial contra el Cáncer, un día para concienciar y educar. También una ocasión de oro para ayudar a todas aquellas personas que están mirando de frente al cáncer.

Seguir leyendo

Uxía Rodríguez Diez
Uxía Rodríguez Diez
Uxía Rodríguez Diez

A Rúa, Ourense (1986). Coordinadora de La Voz de la Salud con una misión, que todos nos cuidemos más y mejor. La pandemia de covid-19 no solo la viví, también la conté en La Voz de Galicia. Mucho antes de todo esto trabajé en Vtelevisión durante casi una década como redactora, reportera y presentadora. Allí dirigí y presenté el programa Sana sana, sobre sanidad, bienestar y nutrición.

A Rúa, Ourense (1986). Coordinadora de La Voz de la Salud con una misión, que todos nos cuidemos más y mejor. La pandemia de covid-19 no solo la viví, también la conté en La Voz de Galicia. Mucho antes de todo esto trabajé en Vtelevisión durante casi una década como redactora, reportera y presentadora. Allí dirigí y presenté el programa Sana sana, sobre sanidad, bienestar y nutrición.