Así es el linfoma no Hodgkin que padece Jane Fonda

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

La actriz lo anunció este viernes en sus redes sociales | Se trata de un cáncer que se produce en el sistema linfático

03 sep 2022 . Actualizado a las 17:25 h.

La conocida actriz, Jane Fonda, de 84 años, ha anunciado este viernes que ha sido diagnosticada de cáncer, en concreto de un linfoma no Hodgkin. Lo ha contado en su perfil de Instagram, ante sus casi dos millones de seguidores: «Queridos amigos, tengo algo personal que quiero compartir», comenzaba diciendo Fonda, «he sido diagnosticada con linfoma de no Hodgkin y ya he empezado la quimioterapia».

En un tono optimista, la convencida activista medioambiental dejaba claro en las primeras líneas de su mensaje que «esta enfermedad es muy tratable. El 80 % de los pacientes sobreviven, así que me siento afortunada».

No solo esto, sino que en un claro tono reivindicativo, en línea con lo que siempre ha defendido, reconocía: «Tengo seguro médico y acceso a los mejores doctores y tratamientos», precisaba la actriz. Fonda empatizaba así con todas las familias que han vivido una historia de cáncer en sus propias carnes: «Me doy cuenta, y es doloroso, de que soy una privilegiada. Muchas no han tenido acceso a los cuidados y tratamientos de calidad como el que estoy recibiendo, y eso está mal»,lamentaba.

Jane, protagonista de la serie de Netflix Grace y Frankie, se está sometiendo a seis meses de quimioterapia, que por el momento está llevando bien. Precisamente, no quiere que esta enfermedad se convierta en un obstáculo para su lucha: «Creedme, no dejaré que interfiera en mi activismo climático». Tanto, que en su último párrafo se despedía con una promesa, participar en la campaña de las elecciones legislativas del 8 de noviembre. «Podéis contar conmigo. Estaré allí con vosotros mientras crece nuestro ejército de campeones climáticos».

¿Qué es el linfoma de no Hodgkin?

El linfoma de no Hodgkin es un tipo de cáncer que se produce en el sistema linfático, el cual está formado por la linfa, los vasos linfáticos, los ganglios, el bazo, las amígdalas, el timo y la médula ósea. «Dadas las múltiples localizaciones, puede presentarse en cualquier parte de nuestro organismo con implicación de los órganos linfáticos, o raramente en cualquier otra localización orgánica»,explica el doctor Mariano Provencio, oncohematólogo, portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y director del Área de Oncohematología del Hospital Universitario Puerta del Hierro de Madrid.