Nuria Franco Jordá, la chica que normaliza su disfagia en TikTok: «Siempre llevo mi batidora portátil en el bolso»

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Nuria Franco Jordá, paciente con disfagia
Nuria Franco Jordá, paciente con disfagia

La joven cuenta su trastorno de deglución en la red social, y el número de seguidores no para de crecer

31 ago 2022 . Actualizado a las 18:25 h.

Nuria Franco Jordá tiene 21 años y una cuenta de TikTok. Hasta aquí, lo normal. Pero esta joven valenciana está que lo rompe. Hace apenas una semana se animaba a subir su primer vídeo con disfagia, y en un abrir y cerrar de ojos, acumula más de 255.000 seguidores en la red social. Puede incluso (de hecho, es muy probable) que a medida que escribimos y publicamos este reportaje los números sigan creciendo. 

Supo hacer de un problema un logro de la comunicación. Muchos la aplauden por su labor educativa. En su perfil cuenta su día a día con el trastorno que padece. Responde a todas las dudas. A tantas, que hasta TikTok limita sus comentarios. Así, un día tras otro. «Tuve que comprarme una agenda», bromeaba hace un par de días en un directo. Porque sí, más allá de un vídeo, habla de tú a tú con quien así lo desee. 

La disfagia es, en palabras de quién lo sufre, «un trastorno de la deglución, que es el proceso de tragar». La suya, dice, «tiene cura», sobre todo, con la ayuda de su logopeda Marta, a la que continuamente menciona en sus vídeos. Eso sí, deja claro que no todas las disfagias son iguales. «Yo soy una chica joven, de 21 años. Este trastorno suele ser común en gente mayor, con párkinson o alzhéimer y para ellos es más difícil una recuperación. Pero para mí, al no tener ningún nervio cortado, se puede trabajar. Desde el primer momento, mi logopeda me dijo que tenía cura aunque fuese un proceso largo», dice. Y ver resultados, le motiva: «Me paso todo el día sacando la lengua para hacer los ejercicios en cuanto tengo la oportunidad». 

En el caso de Nuria, la disfagia se produjo a raíz de una complicación en el quirófano. En julio del 2021, le detectaron un tumor glomus carotídeo. «Es una masa que se aloja en la carótida, y que se debe a una mutación genética que tanto mi padre, como mi hermana, han tenido», cuenta. La intervención quirúrgica para extirparlo se realizó en marzo del 2022. Mientras tanto, ella seguía con su vida. Estudiaba (y sigue haciéndolo) el Grado en Educación Primaria en Madrid, y cada dos semanas «tenía que bajar a Valencia para hacerse pruebas» y así llevar un control. 

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) define la disfagia como la dificutlad que presenta una persona para tragar. Esta complicación puede darse en determinadas situaciones, como ingerir alimentos sólidos, líquidos o incluso fármacos. La entidad nacional destaca que suele ser muy frecuente en personas mayores, y en pacientes con una enfermedad neurológica o con tumores de cabeza y cuello.