El síndrome de la lengua rota que padece la tenista Venus Williams y 125.000 españoles

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Venus Williams el 21 de julio en Wimbledon.
Venus Williams el 21 de julio en Wimbledon. Peter Nicholls - Reuters

Sequedad ocular, boca seca, dolor o cansancio, estos son los síntomas que caracterizan al Sjögren

10 ago 2022 . Actualizado a las 12:15 h.

Ojos secos, lengua agrietada, nariz tirante o sequedad vaginal. Síntomas que dibujan una enfermedad poco conocida, pero común. Hablamos del síndrome de Sjögren. Casi tan difícil de pronunciar, como de diagnosticar. De media, un especialista tarda unos cuatro años en ponerle nombre a lo que padecen unos 125.000 españoles. «Es una enfermedad reumática autoinmune sistémica. Esto quiero decir que partimos de un mal funcionamiento del sistema inmunitario, encargado de defendernos ante agresiones externas como son las infecciones víricas, y que en lugar de ello, detecta estructuras propias y las ataca», explica el doctor Sergi Heredia, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y reumatólogo del Hospital Sant Joan Despí Moisès Broggi (Barcelona), que añade: «En este caso, se produce un infiltrado linfocitario de las glándulas exocrinas, encargadas de producir la saliva y las lágrimas, por ejemplo». Es por esto, que se caracteriza por una extrema sequedad, sobre todo, oral y ocular. Aunque puede afectar a todas las mucosas. 

Suele ser más frecuente en mujeres después de la menopausia, «con una tasa de incidencia de cinco casos por 100.000 habitantes», señala la Fundación Española de Reumatología. Es crónica, así que acompañará a los pacientes durante toda su vida, y puede presentarse de forma aislada (primaria), o asociada a otra enfermedad. Entre ellas, la más habitual es la artritis reumatoide

Está infradiagnosticada: «Este síndrome se ha tomado en muchas ocasiones como un sinónimo de sequedad, lo que ha causado que no se considere una patología importante», señala el doctor Heredia. Tanto es así, que la información al respecto no ha acabado de calar en la población: «Si en muchos casos los profesionales sanitarios no le hemos dado la importancia que se merece, es lógico pensar que tampoco llegará a la sociedad», explica el miembro de la SER. 

El retraso en el diagnóstico es de cuatro años, «desde que aparece el primer síntoma y se diagnostica la enfermedad», señala el especialista en Reumatología, que añade: «Eso, necesariamente, supone que muchas personas que sufren sequedad u otra sintomatología sistémica es debido a un síndrome de Sjögren y no lo saben». De ahí, cabe esperar que cada vez se pueda realizar una detección precoz lo más pronto posible. 

Desde este martes, Serena Williams es tendencia por el anuncio de su retirada. Su hermana Venus lo fue en el 2011, cuando este síndrome hizo que se retirase del US Open. «Lo más duro han sido las limitaciones. El no ser capaz de hacer todo lo que quiero», explicó la tenista profesional en referencia a su patología que añadía: «Me lo diagnosticaron recientemente. Es una condición médica que afecta a mi nivel de energía y me ocasiona fatiga y dolor en las articulaciones», reconocía por aquel entonces a través de un comunicado.