Repunte de sarampión: ¿a qué se debe?, ¿cuál es la situación en España?

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Entre enero y febrero de este año se notificaron casi 17.338 casos de sarampión a escala mundial, frente a los 9.665 del mismo período del 2021.
Entre enero y febrero de este año se notificaron casi 17.338 casos de sarampión a escala mundial, frente a los 9.665 del mismo período del 2021. La Voz de la Salud | iStock

Los casos a nivel mundial han aumentado un 79 % en los primeros meses del año con respecto al mismo período del 2021. La pandemia y la guerra en Ucrania son grandes detonantes de brotes

23 jun 2022 . Actualizado a las 18:29 h.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef han advertido recientemente de una «tormenta perfecta» para que se produzcan nuevos brotes de sarampión. Con un repunte que hizo que los casos aumentaran casi en un 80 % a nivel mundial durante los primeros dos meses del 2022, en comparación con enero y febrero del 2021, las condiciones parecen dadas para que la enfermedad se esparza en distintas regiones, a pesar de la eficacia demostrada de las vacunas para prevenirla.

El problema del sarampión no es nada nuevo. De hecho, la OMS lleva más de dos décadas atacando esta enfermedad con un plan de lucha que comenzó en el año 2000. «Esa estrategia llevó a una serie de acciones a nivel mundial tanto para mejorar la vigilancia del sarampión como para mejorar las coberturas vacunales. Y la verdad es que entre el año 2000 y el 2020 se ha disminuido en más de un 90 % la incidencia de la enfermedad», observa el investigador Juan Emilio Echevarría Mayo, jefe de Grupo de la Unidad de Virus Exantemáticos, Parotiditis y Rabia en el Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III.

Así, si a comienzos del siglo XXI morían de sarampión alrededor de un millón de personas al año (en su gran mayoría, niños), en el 2020 esa cifra se había reducido a 60.000. «Se estima que entre el año 2000 y el 2020 se han prevenido unos 31 millones de muertes a nivel mundial», apunta en este sentido Echevarría. Sin embargo, el virus del sarampión es sumamente contagioso y eso hace que, dadas unas circunstancias favorables a su reproducción, los casos aumenten con gran velocidad.

Qué es el sarampión

El sarampión es una infección que suele atacar a las personas durante la infancia y es causada por un virus de la familia de los paramixovirus. La enfermedad se transmite a través del contacto directo entre personas y también a través del aire. De esta forma, el virus ataca inicialmente el tracto respiratorio, infectándolo, y luego se extiende al resto del organismo.

Según la OMS, el primer síntoma que da el sarampión aparece unos 10 o 12 días después de la exposición al virus y es una fiebre que suele ser muy alta y se mantiene durante una semana. En esta fase inicial, los síntomas incluyen también mocos, tos, ojos llorosos y pequeñas manchas blancas en el interior de las mejillas. Al cabo de unos tres días aparece el exantema, la erupción de la piel que asociamos típicamente con el sarampión. El exantema comienza en el rostro y se extiende hasta cubrir las manos y los pies. El exantema dura unos 5 días y, pasado ese tiempo, se desvanece.