Riesgo de melanoma: «En verano, lo correcto sería utilizar ropa que nos cubra bien o al menos que tenga mangas»

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

La Voz de la Salud | iStock

La exposición solar es el mayor factor de riesgo en los distintos cáncer de piel, pero la genética también influye | Este lunes es el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel

23 jun 2022 . Actualizado a las 16:57 h.

Cada verano suenan las mismas voces de alerta dando a conocer el peligro de la cultura del bronceado. Ponerse moreno cueste lo que cueste, aun sabiendo que poco a poco se están barriendo resquicios de nuestra salud cutánea. El cáncer de piel es una realidad que crece en cifras y regiones afectadas, este lunes es el Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel. Al contrario de lo que podía suceder en el pasado, los distintos tipos que alberga el paraguas de esta enfermedad se dejan ver también en España.

Antaño, por ejemplo, era (y sigue siendo) un problema reconocido en zonas del Pacífico como Australia o Nueva Zelanda. «Allí hay muchísimo sol, pero la gente tiene fototipos propios del norte de Europa, porque fueron los que emigraron. Por esta razón, es un problema social y económico, con lo cual, las campañas son muy intensas respecto a la protección solar. tal y como sucede aquí con el tabaco», explica Rosa María Marti, catedrática de Dermatología de la Universidad de Lleida y jefa de la sección de Dermatología del Hospital Universitario Arnau de Vilanova de Lleida.

Que sí. El típico prototipo de surfero o surfera californiana que pasa muchas horas bajo el sol puede quedar muy bien en pantalla, pero fuera de la ficción pinta diferente. ¿Un consejo? Mejor no exponerse, que echarse crema. 

Por el momento, la mayoría de españoles tiene suspendida la asignatura de cultura solar. ¿Quién pone la nota? Los casos en alza de este tipo de tumores. Es más, todos los años en la costa se pueden ver los distintos perfiles ante la inminente llegada del calor: el que no se pone crema, el que come en la playa, el que se la echa solo al llegar, el que pasa el día o el que tiene el escote quemado. Según la Asociación Española contra el Cáncer, con datos extraídos de la Agencia Internacional para la investigación del Cáncer de la OMS, durante el año 2021 se detectaron en España 27.940 casos de tumores de piel (5.767 de melanoma, y 22.173 pacientes de otros tipos).

En cambio, en el 2012 hubo 24.431 personas diagnosticadas, de las cuales 5.079 pertenecían al melanoma, y 19.352 a otros cánceres. Con todo, «los números están aumentando, probablemente mucho más de lo que reflejan las estadísticas dado que muchos no se recogen en los registros», apuntan desde la campaña Euromelanoma. Un desconocimiento que sale caro.