¿Te duelen los pies? Estos son los cinco problemas más frecuentes y los consejos para solucionarlos

Laura Inés Miyara
Laura Miyara LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Los juanetes son uno de los problemas más frecuentes en la consulta podológica.
Los juanetes son uno de los problemas más frecuentes en la consulta podológica. La Voz de la Salud | iStock

Los problemas en los pies suelen surgir por el uso de un calzado inadecuado y el dolor puede extenderse a las piernas y la columna

03 jul 2022 . Actualizado a las 17:57 h.

El dolor de pies es sin dudas uno de los más molestos a los que nos podemos enfrentar en nuestra vida cotidiana. Aparezca por haber estrenado un par de zapatos particularmente duros o por haber pasado mucho tiempo andando, practicando deporte, o de pie, el dolor puede llegar a afectarnos e interferir, incluso, con nuestra vida, impidiéndonos movernos con libertad y hacer planes que impliquen estar parados. Muchos problemas de los pies producen dolores a nivel de las piernas, la cadera e incluso la columna. Por eso, aunque los tengamos ocultos bajo las medias y los zapatos, es importante tener presentes nuestros pies y dedicarles atención para evitar daños estructurales a largo plazo.

«Las patologías más frecuentes que vemos en nuestras consultas clínicas son, lógicamente, las hiperqueratosis, que son las durezas, callosidades. Y dolores en el pie provocados por juanetes y dedos en garra que provocan un mal pisar», observa Juan Dios, presidente del Colexio de Podólogos de Galicia. Todos estos problemas se pueden encarar con tratamientos que permiten conservar la salud del pie y mejorar la pisada.

«Aunque son el sustento de nuestro cuerpo y nuestro principal medio de transporte, a los pies no solemos prestarles la atención que se merecen hasta que nos duelen o nos molestan los zapatos, pero no debemos olvidar la importancia de tratar precozmente las lesiones dérmicas, o las callosidades y durezas, así como mantener un corte cuidadoso y periódico de las uñas para minimizar el riesgo de daño en el pie», aconseja el podólogo Borja Carmona.

«Lo que influye es sobre todo la forma del pie. Si tienes unos pies planos o cavos (con mucho puente), ese pie va a tener una sintomatología y una forma de andar característica. Los pies planos suele ser gente con hiperlaxitud ligamentosa, y suelen tener por ello un arco distendido y pies con tendencia a la pronación. Esto provoca fascitis plantares y dolores en la zona del primer metatarsiano, en la zona del juanete, y favorecen la formación de juanete y su empeoramiento. En cambio, en los pies cavos, es el arco más elevado y suele ser gente con un acortamiento de la cadena muscular tanto desde la fascia plantar del arco como por la parte posterior de la pierna, tendón de Aquiles, y gemelos. Eso provoca tensión muscular y dolor no solo en el arco del pie sino en la zona posterior de la pierna. Y hay gente que padece dolores lumbares provocados por ese acortamiento muscular», señala Juan Dios.

Juanetes

«El juanete es el engrosamiento de la articulación del primer dedo del pie con una desviación del mismo hacia dentro», explica la podóloga Natalia Martínez, del Centro Sanitario los Murallones.