Cáncer de ovario: «Por lo general no produce síntomas hasta que está diseminado, por eso, la mortalidad es más alta»

Lucía Cancela
Lucía Cancela LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

El 8 de mayo se conmemora el Día Internacional del Cáncer de Ovario.
El 8 de mayo se conmemora el Día Internacional del Cáncer de Ovario. La Voz de la Salud | iStock

La Sociedad Española de Oncología Médica señala que este carcinoma se caracteriza por un diagnóstico tardío. Aquí tienes una guía para conocer mejor este tumor de síntomas silentes

24 nov 2022 . Actualizado a las 13:26 h.

El cáncer de ovario no es un asesino silencioso que sorprende de la nada a su víctima. Todo lo contrario, más bien es un delincuente que va dando pistas y dejando huella. Los síntomas se camuflan en afecciones frecuentes y poco llamativas, que no solo confunden a las pacientes, sino también a los profesionales de la salud. Así lo vivió Soledad Bolea, que padeció un cáncer de ovario a sus 37 años. En el momento del diagnóstico, el tumor estaba en estadio III C, uno de los más avanzados. Tanto, que picaba en la puerta del IV, lo que significa metástasis. 

Bolea, que ahora es vicepresidenta de la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco), lo recuerda de la siguiente manera: «Soy la típica persona que estuvo tres o cuatro meses diciendo: “Me siento mal”. Los médicos de cabecera empezaron a darme vueltas. Me decían que podría ser un tema de alergias o respiratorio». Este 8 de mayo se conmemora el Día Mundial del Cáncer de Ovario

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estimó que durante el año 2022 se diagnosticarán 3.600 nuevos casos. Lejos queda, por ejemplo, de los 34.750 de mama. Y si bien las cifras son menores y abismales en comparación, no lo es la tasa de supervivencia calculada para cinco años. Según datos aportados por la misma entidad, un 85,5 % de las pacientes diagnosticadas de mama sobrevivirán, mientras que el número para el cáncer de ovario cae más de la mitad hasta situarse en un 40,9 %. 

No solo esto, sino que el cáncer de ovario epitelial (el tipo que representa entre el 85 y 90 % de los casos) es la principal causa de mortalidad por tumores ginecológicos. ¿La razón? Un diagnóstico tardío que llega en etapas avanzadas de la enfermedad y la ausencia de métodos de detección precoz. Una situación que viven hasta el 70 % de las mujeres

«En el momento actual no somos capaces de hacer un diagnóstico precoz, ya que no hay técnicas de cribado que se hayan demostrado eficaces. Por otro lado, el cáncer de ovario en general no produce síntomas hasta que ya está diseminado al peritoneo. Por ello, y dado que el pronóstico de este carcinoma depende del estadio al diagnóstico, la mortalidad es muy alta en comparación con otros tumores», lamenta la doctora Isabel Echevarría, secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncóloga médico del Hospital Universitario Gregorio Marañón, de Madrid.