Fíjate en tus heces y sabrás si tienes un problema de salud

Uxía Rodríguez Diez
Uxía Rodríguez LA VOZ DE LA SALUD

EL BOTIQUÍN

la voz de la salud

El color, la textura y la forma pueden ser la primera señal de un problema

27 feb 2022 . Actualizado a las 13:21 h.

No tires tan rápido de la cisterna. Antes de que el remolino se lleve tus deposiciones, no está de más echar un vistazo. «¿Qué necesidad hay?», te estarás preguntando y la respuesta va mucho más allá de la multitud de chistes escatológicos que no entienden de edad y que comienzan con el «caca, culo, pedo, pis (risas, risas, risas)» de los más pequeños. La textura, forma y color de las heces pueden darnos muchas pistas sobre nuestra salud. Indican si la dieta que estamos siguiendo es correcta, posibles intolerancias o alergias alimentarias e, incluso, funcionan como señal de alarma para problemas de salud más complicados.

La escala de Bristol

Existe una escala visual que divide a las heces en siete grupos, se llama escala de Bristol y ayuda a interpretar qué quiere decir la forma y consistencia de la caca. Fue desarrollada por Heaton y Lewis en la Universidad de Bristol y se publicó por primera vez en el año 1997. Desde entonces, se usa en medicina y puede ayudar a cualquier persona a interpretar sus deposiciones.

istock

Los tipos 1 y 2 son señal de estreñimiento. La escala describe a la primera clase de cacas como trozos duros separados, como nueces o excrementos de oveja, que pasan con dificultad. La segunda se define como una salchicha compuesta de fragmentos. Ambos indican estreñimiento y esto se debe a que la materia fecal pasa a través del intestino muy lentamente. Está claro que las personas con este tipo de defecaciones deben beber más agua y consumir más fibra a través de cereales integrales, verduras, legumbres y frutas (mejor con piel). Los probióticos pueden ayudar a mejorar el estreñimiento. El sedentarismo también es el aliado de las cacas duras, hay que hacer ejercicio porque cuanto más nos movemos, más se mueve nuestro intestino. En este tipo de heces hay riesgo de fisuras y hemorroides.

¿Cuánta fibra hay que consumir al día? Se recomienda un consumo diario de entre 25 y 30 gramos de fibra. Para ser más concretos, los hombres de 50 años de edad o menos deben consumir unos 38 gramos, una ingesta que debe situarse en los 30 gramos diarios en los hombres mayores de 50 años. En el caso de las mujeres de 50 años de edad y más jóvenes deben consumir al menos 25 gramos de fibra por día, situándose los niveles óptimos para las mayores de esa edad en al menos 21 gramos.

¿Cuánta fibra contienen los alimentos? Vamos a poner algunos ejemplos: una taza de frambuesas aporta 8 gramos y una pera mediana 5,5 g. Una taza de guisantes verdes tiene 9 gramos y si es de brócoli hervido son 5. Un plato pequeño de espaguetis de trigo integral contiene 6 gramos de fibra y tres tazas de palomitas de maíz 3,5 g. Por otro lado, 16 gramos los absorberemos al comer una taza de lentejas y añadiremos otros 10 gramos si nos tomamos 23 almendras.