Educar igual que en tiempos del bisabuelo

El sistema de enseñanza español apenas ha evolucionado desde el siglo pasado

La escuela del siglo XXI debe potenciar también los talentos deportivos, musicales o artísticos
La escuela del siglo XXI debe potenciar también los talentos deportivos, musicales o artísticos

Un sistema educativo en el que el nivel socioeconómico de las familias sigue determinando en gran medida el éxito o el fracaso escolar, con un porcentaje de repetidores de los más altos del mundo y en el que uno de cada cinco alumnos abandona el instituto por la puerta de atrás sin tan siquiera haber conseguido el título de la educación secundaria obligatoria es un sistema obsoleto que no da respuesta a la realidad de la sociedad del siglo XXI. Por no hablar de los estudiantes con necesidades educativas especiales, que siguen encontrando barreras y se ven sin recursos para hacer realidad su inclusión. O de cómo la formación profesional, a pesar del aumento paulatino de alumnos, sigue viéndose con recelo frente a la masificada vía universitaria.

De las consecuencias nefastas de un sistema educativo que no responde a la realidad de la sociedad en la que les ha tocado vivir a nuestros hijos ya lleva años advirtiendo Ken Robinson, autor de El elemento: descubrir tu pasión lo cambia todo. En concreto, cita estas tres:

1 Las escuelas matan la creatividad: nuestros sistemas educativos valoran mucho conocer la respuesta a una pregunta. Se forman alumnos cortados por el mismo patrón que saben dar las respuestas correctas. «Todos los niños empiezan el colegio con una imaginación brillante y buena disposición a correr el riesgo de expresar lo que piensan. Pero el sistema educativo se encarga de aniquilar cualquier chispa de pensamiento creativo».

2 La mayoría de los estudiantes nunca llegan a explorar todas sus capacidades e intereses. Si son buenos en matemáticas y lenguas y saben adaptarse a las exigencias del sistema (libros de texto, exámenes, buen comportamiento…), van a triunfar. Si son excelentes deportistas, o tienen habilidades musicales, sociales o una gran capacidad de oratoria, pero no están motivados, van a fracasar, porque nadie va a valorar sus aptitudes. Por eso a muchas de las personas que han triunfado en la vida no les fue bien en el colegio.

3 Los políticos siguen utilizando palabras como competitividad, empleabilidad y crecimiento económico para justificar la insistencia en las materias clásicas. «Pero se equivocan. Porque en el siglo XXI los empleos y la competitividad dependen totalmente de esas cualidades a las que los sistemas escolares no acaban de darles la importancia que tienen (la educación emocional, las enseñanzas artísticas, el pensamiento crítico…). Las empresas necesitan personas creativas, empáticas y capaces de pensar por sí mismas».

Tres reflexiones que tener en cuenta antes de lanzarnos a aprobar y aplicar la próxima ley de educación.

Cuatro grandes objetivos

Estos son los principales objetivos de la próxima ley educativa, la Lomloe:

Modernizar el sistema educativo

  • Supresión de los estándares de aprendizaje, la jerarquía entre materias y las reválidas.
  • Educación digital, aprendizaje competencial y fomento de la creatividad.
  • Perspectiva transversal de igualdad entre sexos y coeducativa.
  • Educación para una ciudadanía activa, crítica y global.
  • Promoción de las vocaciones científicas y STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas) entre las chicas.
  • Aumento de la autonomía pedagógica y curricular de los centros con rendición de cuentas.

Recuperar la equidad y la capacidad inclusiva del sistema

  • Aprender a aprender sin dejar a nadie atrás como eje transversal del sistema.
  • Supresión de los itinerarios curriculares en la ESO y recuperación del título único.
  • Prevención y limitación de la segregación entre escuelas y entre las redes pública y concertada.
  • Programas de cooperación territorial con carácter más social y compensador.
  • Mejora de la atención del alumnado con necesidades educativas especiales.

Mejorar los resultados y aumentar el éxito escolar

  • Evaluaciones diagnóstico en 4.º de primaria y 2.º de ESO para la mejora interna sin publicar clasificaciones de centros.
  • Mejora la transición entre primaria y ESO con planes individuales.
  • Refuerzo de la orientación y la acción tutorial.
  • Apoyo a proyectos innovadores y experimentales.
  • Compensación de las carencias en castellano y en las lenguas cooficiales.

Estabilizar el sistema como pilar básico de las políticas de conocimiento

  • Propone un pacto para blindar un suelo de inversión educativa del 5 % antes de 2025.
  • Recupera el equilibrio competencial entre el Gobierno y las comunidades autónomas.
  • Impulsa la participación de la comunidad educativa en la gestión de los centros.
  • Propone la creación de un nuevo marco normativo para abordar la reforma de la profesión docente.
  • Refuerza la relación entre el ámbito educativo y el laboral.
  • Flexibiliza el acceso a la FP e impulsa la acreditación de competencias.
  • Se vincula a otras políticas sociales: de igualdad, de salud, de diversidad, de empleo y de garantía de derechos digitales.

Escuela de familias

? TEMA DEL MES: Cambios necesarios en el sistema educativo.

? ETAPA: Educación obligatoria y posobligatoria.

? EL DATO: En los últimos cuarenta años, en España hemos pasado por ocho leyes educativas: LGE, Loece, LODE, Logse, Lopeg, LOCE (que ni siquiera llegó a aplicarse), LOE, Lomce… y ahora Lomloe.

? ALGUNAS CLAVES: Urge un pacto por la educación que siente las bases de una ley de calidad al margen de los vaivenes de Gobiernos de distinto signo político.

? PARA SABER MÁS: «Una educación para el siglo XXI» es el nombre de la página oficial del Ministerio de Educación y Formación Profesional donde se puede consultar el proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la LOE al completo: t.ly/xqjKw

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
ESO
Comentarios

Educar igual que en tiempos del bisabuelo