El para qué de la noticia

Suena un tanto raro este título, después de haber insistido tantas veces en el repetido hexámetro de Quintiliano, que cifra los consabidos siete puntos de análisis de una noticia: quién, qué, dónde, por qué, cómo, cuándo y cuánto. Pero esa es la realidad: un periodista, por ejemplo, puede servirse de los mismos siete puntos de análisis y seguramente lo va a hacer mucho mejor que muchos profesores que no tienen ni el arte ni la ciencia ni el conocimiento cercano y diario de ese elemento clave que es la noticia en el periódico.

Las elecciones de este domingo tienen GEN propio, porque guardan relación con una situación especial que nos preocupa
Las elecciones de este domingo tienen GEN propio, porque guardan relación con una situación especial que nos preocupa

 

Entonces ¿en qué se diferencian el objetivo periodístico y el pedagógico? La respuesta está en el para qué. El periodista suele hacerlo para analizar los elementos básicos de la noticia, servirse de ella para colocarla en el sitio debido del periódico, analizarla tal vez en la página de opinión, formular una encuesta entre sus lectores, buscarle el título adecuado y sobresaliente, abrir sobre ella la sección de cartas del lector, invitar a una mesa redonda a varios especialistas sobre el tema, etcétera.

Estos son los lementos del para qué pedagógico.

1. EL PROTOCOLO DE CONTACTO INICIAL (PCI)

Lo recordaba una profesora que de vez en cuando utilizaba las noticias del periódico como saludo inicial en sus clases, sobre todo por las mañanas, pero también por las tardes o en cualquier momento que considerase oportuno: «¿No habéis leído, no habéis visto en televisón lo de…?». Es lo que nos pasa a los adultos cuando nos encontramos con alguien: «¿Has visto, has leído en…? Qué barbaridad, qué suerte...». Es el PCI inicial, el saludo de cómo estamos, cómo nos va, y enseguida al grano… o a la lección del día. «Te encontrarás con sorpresas y darás oportunidades de comunicarte con alumnos que en la clase tienen dificultades de comunicación, pero enseguida hablan de lo que ven, oyen fuera y les preocupa». Excelente paso inicial, aunque sea de vez en cuando.

2. EL GEN DE LA NOTICIA (GEN)

Muchas noticias, casi todas las que son importantes, tienen su genética propia. ¿Por qué son de verdad noticia que nos interesa? Normalmente porque tienen relación con una situación especial que nos preocupaba y existía mucho interés por solucionar. De ahí que, cuando nace una noticia, podemos buscar a qué situación correspondía, qué problema existente venía a resolver o mejorar. Por eso muchos profesores en algunos temas importantes, antes de describir en qué consiste ese tema, ofrecen una especie de prelección.

3. LA ACTUALIDAD DE LA NOTICIA (ACT)

En cambio, la ACT describe la situación real, actual de un problema o situación general, positiva o negativa. Pero le da aire de actualidad y hacemos que nuestra lección esté conectada con la vida de hoy y no se quede solamente con lo que el libro dice. Y en este momento sí que caben, razonablemente según edades y tiempos, las siete claves del hexámetro al que estamos acostumbrados. Todo el tiempo que seamos capaces de dedicarles dentro del apretado programa escolar, si la importancia de la noticia lo reclama y la urgencia de otras lecciones no lo impide.

4. EL FUTURO DE LA NOTICIA (POST)

Claro que el repetido y prudente «hasta aquí hemos llegado» en el estudio de una noticia se impone con frecuencia. Pero la inquieta creatividad llama siempre a la puerta: ¿qué podemos hacer con esta noticia, a qué nos invita, tanto para conocerla con investigación imaginativa más a fondo como para aplicarla en el tema que estamos estudiando? Y aquí sí que vale el reto de hacer las clases y la enseñanza en general más creativas, partiendo de la inquietud continua a la que nos invita la noticia de cada día.

5. LA NOTICIA DEL DÍA (ND)

Es el estreno de cada mañana y puede servir de estímulo fresco cuando comienza el día. Nada más fresco para empezar a ser creativos. La sección, por sí misma, y sin dejarnos llevar por el tema de a qué área de enseñanza puede rigurosamente pertenecer, te invita a investigar el quién, el qué y el dónde de cada noticia que se despierta cada mañana en el momento mismo en que te sientas en la silla y te enfrentas a la jornada del pupitre.

  • Allí puedes reunir para el profesor datos para el PCI inicial: alguien lee el breve resumen de la noticia y, sin protocolo alguno, hablamos sobre nuestras primeras impresiones que nos produce la noticia.
  • ¿Por qué ha surgido esa noticia, por qué puede resultar interesante para que el periódico nos la ofrezca? Es el GEN, que explica por qué se ha generado.
  • ¿Y el ACT? ¿Por qué está de actualidad la noticia y podemos tratarla en las aulas?
  • ¿Y el POST? ¿Te imaginas qué va a pasar? ¿Nos ponemos previsores futuristas en clase?

ACTIVIDADES Y RECURSOS

A1. La «Guía del profesor. La noticia», que puedes bajar gratuitamente de la web del Programa Prensa-Escuela (https://bit.ly/2JFKmYa), te invita a reflexionar si tú eres creativo cuando estudias una noticia. Te recuerda cuatro cualidades que tú tienes y puedes mejorar cada día con su estudio y la ayuda imprescindible del profesor. Pídele que te ayude: ¿Tienes fluidez para producir cantidad de ideas? ¿Eres flexible para encontrar ideas nuevas? ¿Tienes agilidad para producir ideas únicas y prácticas?

  • Consulta la ficha A8.34

A2. Y luego le recuerdas lo que allí se explica sobre la gran cualidad que suelen tener los profesores críticos y creativos. Le gustará y, como siempre, lo pondrá en práctica en tu clase.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

El para qué de la noticia