Los límites para la velocidad y el tocino

Al engrasar los ejes de los carros con tocino aumentaba su velocidad

«Lírica» (1911), de Vasily Kandinsky. Museo Boymans van Beuningen (Róterdam)
«Lírica» (1911), de Vasily Kandinsky. Museo Boymans van Beuningen (Róterdam)

El mismo año en que Kandinsky fundó, junto a Franz Marc y otros artistas, el movimiento Der Blaue Reiter (el jinete azul), pintó el cuadro que preside esta página. En él también podemos ver un jinete sobre un caballo al galope, pero como su autor ya había iniciado el camino a la abstracción no quiso dar a esta obra un título descriptivo, y prefirió titularla Lyrical. De modo más explícito, en el grupo se habían planteado «destruir las barreras entre las diferentes formas de arte», y aquí ya tenemos un ejemplo. Fue entonces cuando Kandinsky comenzó a mezclar poesía y pintura, color y ritmo, dando como resultado toda una «abstracción lírica» donde no se necesita caballo ni jinete. El cuadro podría funcionar perfectamente colocado al revés, patas arriba.

En ese lienzo vemos velocidad. Pero si queremos escapar de los terrenos poéticos para ir a una concreción (equina y épica) nos encontraremos con los caballos de competición. Veamos. El actual récord de velocidad lo tiene un purasangre que recorrió 402 metros (un cuarto de milla) a una media de más de 70 kilómetros por hora. Se cree que sin el peso del jinete podría llegar a superar los 85 km/h. Evidentemente, para eso hace falta un motor potente, por ello no ha de extrañar que se cite el caso del histórico Secretariat, un formidable caballo de carreras -ganó 16 de las 21 carreras que corrió- en el que los forenses pudieron comprobar a su muerte que tenía un corazón de cerca de 10 kilos, cuando el de un purasangre normal no llega a los 4. Diversos estudios han comprobado que existe una relación directa entre el tamaño del corazón de los caballos de carreras y su capacidad de alcanzar altas velocidades. No parece extraño.

También existe relación directa entre la potencia de los motores de automóviles y las velocidades que logran en las pistas de pruebas, aunque en este caso no sabemos muy bien la falta que nos hace una potencia de tantos caballos. Un real decreto ha limitado la velocidad máxima en carreteras secundarias, es decir, aquellas en que son posibles los choques frontales debidos a adelantamientos y a tratar de esquivar baches en el pavimento. Esa medida hará descender indudablemente el número de muertes en carretera. Recordemos que la física nos dice que la energía implicada en una colisión frontal es la suma de las energías de los dos coches en movimiento, y que en cada uno de ellos depende del cuadrado de su velocidad. Esa energía es la que produce la deformación de los vehículos y los daños a sus ocupantes. Además, a más velocidad es más probable salirse de la carretera, por alguno de los imprevistos señalados o por cualquier tipo de despiste. Que conste.

P. S. A todo esto, habrá lectores que se pregunten si tiene algo que ver la velocidad con el tocino. Pues sí. Hace años me dijo un arriero que para engrasar los ejes de carros y carretas lo empleaban, porque facilitaba la marcha. Dicho queda. Además, ante los carnavales no está de más recordar que limitar el tocino es tan bueno como hacerlo con la velocidad.

 ipse dixit

¿Qué es la velocidad? La prensa deportiva a menudo confunde la velocidad con la anticipación. Mira, si me pongo a correr ligeramente un poco antes que los demás, parezco más rápido

Johann Cruyff (1947-2016)

La velocidad es buena para aprender que hay que ir despacio

Ángel Nieto (1947-2017)

La velocidad y la nitidez reemplazan al desarrollo. La gente aparece y desaparece; los acontecimientos tienen lugar con estridencia y ya no se vuelven a mencionar

David Foster Wallace (1962-2008)

La única forma de que la velocidad de la luz sea la misma para una persona en reposo y otra en movimiento es que su sentido del espacio y del tiempo difiera

Richard Feynman (1918-1988)

El hombre no se puede mantener humano a esta velocidad, si vive como autómata será aniquilado. La serenidad, una cierta lentitud, es tan inseparable de la vida del hombre como el suceder de las estaciones lo es de las plantas

Ernesto Sábato (1911-2011)

Ahora pasa que las tortugas son grandes admiradoras de la velocidad, como es natural

Julio Cortázar (1941-1984)

Hace solo un año me habrían considerado un audaz o un esnob; hoy ya no, tal es la velocidad con que corre el tiempo electrónico

Primo Levi (1919-1987)

actividades

1 En los autores de las citas hay escritores, deportistas y científicos. Otorga a cada uno las categorías que le correspondan.

2 Al ir en un coche, sentimos una fuerza si se modifica la velocidad, bien sea al frenar, al acelerar o al cambiar de dirección. Razona por qué se tienen menos perturbaciones al modificar velocidades menores. Escribe ecuaciones de la física donde se relacione la velocidad con la energía cinética, con la fuerza centrífuga y con la aceleración de la gravedad.

3 Cuando James Watt comenzó a vender sus máquinas de vapor tenía que comparar a los clientes su potencia con la de los caballos que ellos empleaban. Así nació el concepto de «horsepower» (HP) o caballo de vapor (CV). A finales del XIX se creó otra unidad de potencia en su honor, que se expresa en vatios y kilovatios. Un kilovatio equivale a 1,36 caballos de vapor. ¿Cuántos caballos habrías de tener en casa para suministrar la energía que consumes?

4 Esta es la versión invertida de la obra «Lírica» de Kandinsky. ¿Cuál de las dos te gusta más? ¿Qué te recuerda esta imagen? Prueba también a ver el cuadro en las otras dos orientaciones. ¿Cuál te da más idea de velocidad?

5Algunas de las citas se refieren a la velocidad en su acepción física, la que se mide en metros por segundo, pero no todas. Indica aquellas en las que te parece que ese sentido físico es incuestionable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los límites para la velocidad y el tocino