¿Qué aprendí de mis compañeros profesores?

En la primera página del suplemento abrimos con el título «¿Qué aprendimos de nuestros  alumnos este curso?». Ahora podemos cambiarlo un poco por el siguiente: ¿qué aprendí yo de mis compañeros profesores? En fin, que el curso se acaba, las vacaciones ya están aquí y es hora de no pensar tanto en qué logré yo con mis alumnos (que será grande, sin duda) como en qué aprendí de mis colegas. ¿He sido un buen alumno?

El profesor debe preguntarse si ayuda a los alumnos a hacer algo con su aprendizaje
El profesor debe preguntarse si ayuda a los alumnos a hacer algo con su aprendizaje
chuchogarrido@icloud.com

La editorial ASCD editó ya en el 2013 un libro titulado The 12 Touchstones of Good Teaching, de B. Goodwin y E. Ross. En él se describen los 12 puntos fuertes o piedras de toque, señales que permiten calibrar el valor preciso de una cosa, que describen con precisión y rigor las acciones más importantes de un profesor en el aula.

12 señales del buen profesor

ESTABLECE BIEN LOS

OBJETIVOS

1 Usa los estándares para guiar cada oportunidad de aprendizaje

Esto ayuda a los alumnos a conocer qué se espera de ellos y cómo podrán alcanzarlos: si no conocen bien las metas finales, se saldrán de la pista muchas veces y perderán el ritmo de tiempos y el objetivo final.

  • Claro que esto se va logrando poco a poco, pero debe insistirse en ello y anotando logros en cada momento respecto a los estándares establecidos.

2 Se asegura de que los estudiantes establezcan objetivos de aprendizaje personales para cada lección

Conocer bien los estándares no impide, sino que promueve, el que cada uno atienda al mismo tiempo los intereses particulares que vayan surgiendo, pero sin perder el estándar general imprescindible.

  • Con frecuencia, cuando se estudia un tema que interesa al alumno, pueden darse logros personales que no impiden el logro de los estándares básicos iniciales.

3 Aclara ante los alumnos sus expectativas del rendimiento que puede pedir a cada uno

Aun insistiendo en que todos deben lograr ciertos estándares, el rendimiento final del aprendizaje de cada uno depende de sus capacidades y del grado de conocimiento, compresión, análisis o síntesis creativa que puede cada uno alcanzar.

  • La asistencia que cada uno necesita ayudará a cada alumno a saber si, no perdiendo el estándar final establecido, puede abrir campos paralelos que le permitan excursiones de aprendizaje sin olvidar la pista central.

4 Valora la comprensión de los temas y no tanto el logro de expectativas que puedan tenerse sobre un alumno

Al profesor le toca ayudar a que los alumnos comprendan muy bien los temas y no fijarse tanto en las expectativas que puedan esperarse de un alumno en relación con las notas.

  • A veces destacan más las expectativas externas que la intensidad en centrarse en lo que es necesario aprender en cada tema y desvía a los alumnos de los estándares básicos que se pretende lograr.

INTERACCIONA BIEN CON

LOS ALUMNOS

5 Involucra el interés de los estudiantes con cada lección

La motivación es clave y se buscan los centros de interés del alumno y sus posibilidades emocionales para lograr los estándares deseados en cada tema.

6 Interactúa significativamente con cada alumno

La interacción a veces procede del subgrupo de compañeros que trabajan juntos sobre un tema y no tanto de la acción directa con el profesor, aunque siempre se producen ocasiones en que cada subgrupo manifiesta a toda la clase su interés.

7 Usa la retroalimentación para alentar el esfuerzo

Las técnicas de feedback son imprescindibles para averiguar entre todos por qué falla el interés sobre el tema o es simplemente una dificultad de tipo cognitivo.

  • La autorregularización del aprendizaje lleva consigo diversos pasos que permiten centrar el esfuerzo y la animación para lograr un mejor producto: expectativas, operatividad del cambio, aceptación, estímulo, etcétera.

8 Crea un oasis de seguridad y respeto en el aula

La seguridad es el elemento básico de todo trabajo bien hecho y de todo atrevimiento por hacerlo mejor, ya que todo se puede repetir hasta lograr un resultado favorable.

LOGRA BUENOS

RESULTADOS

9 Aprovecha al máximo cada minuto

Aunque la velocidad rigurosa puede acabar en catástrofe muchas veces.

10 Ayuda los estudiantes a desarrollar el conocimiento profundo

Nada de pasar página y acabar pronto.

11 Enseña a los alumnos a dominar la técnica de trabajo

Por supuesto, al mismo tiempo que logran los objetivos de cada tema.

12 Ayuda a los alumnos a hacer algo con su aprendizaje

¡Nada de acabar pronto y a otra cosa! La afirmación que se hace muchas veces de que «esto os valdrá en el futuro, en la vida para…» se queda en teoría.

Importante:

Los comentarios y sugerencias que se hacen en cada uno de los 12 apartados no son de los autores del libro, sino de aplicaciones y comentarios recogidos en cursos de entrenamiento con profesores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Qué aprendí de mis compañeros profesores?