La carne de burro no es transparente

La transparencia exige limpieza, pero también inteligencia, porque revela y desvela

Ilustración relativa al asno en el bestiario del siglo XIII de la Biblioteca Bodley, Universidad de Oxford (MS. Bodley 764)
Ilustración relativa al asno en el bestiario del siglo XIII de la Biblioteca Bodley, Universidad de Oxford (MS. Bodley 764)

De un tiempo a esta parte se ven menos burros auténticos (Equus africanus asinus), con lo que hasta puede darse el caso de que algún lector joven no haya contemplado nunca uno de estos emblemáticos animales en vivo y en directo. Quiero decir, en carne mortal. Pero sepan que no hay problema, porque en general al músculo de todos los mamíferos le sucede lo mismo, que no es transparente. Cuando yo era niño utilizábamos el dicho que titula esta página para protestar porque algún compañero estaba ocultándonos la visión de algo o porque alguien se ponía en medio en el momento de una foto familiar. Era una manera ciertamente infantil, y festiva, de castigar verbalmente al opaco, pues el diccionario sigue manteniendo que un burro es también una «persona bruta e incivil». Curiosamente, en aquellos mismos años leíamos por vez primera que había un asno que era «pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera que se diría todo de algodón, que no lleva huesos». Talmente como un peluche. La ilustración del bestiario medieval de Oxford parece confirmar la idea de que el burro no es transparente, aunque tenga cara más amable que su dueño.

Pero es verdad que hay animales transparentes, o con alguna parte de su cuerpo que sí deja pasar la luz. En general, esa condición les ha resultado útil porque les permite pasar inadvertidos. Sobre todo en medios con oscuridad o con un cierto grado de turbidez. Hay numerosos bichos marinos que viven cerca de la superficie y que obtienen un perfecto camuflaje gracias a que son incoloros, transparentes, y su cuerpo tiene un índice de refracción similar al del agua salada. Es el caso de determinadas medusas, calamares, camarones, holoturias y moluscos. A mayor profundidad, donde hay menos luz, es más fácil ser transparente, y los numerosos organismos del plancton sobreviven porque son invisibles a muchos predadores, incluso con transparencias de solo el 50 por ciento. Más arriba es difícil que no los vean, y no digamos a plena luz y al aire libre; por ello aquí, en nuestro ambiente, los animales transparentes son más escasos. Bueno, existen algunas babosas, insectos y la famosa rana de cristal, que tiene el vientre transparente y a alguna especie hasta se le puede ver desde fuera el corazón.

Y ya llegamos. Ahora se lleva valorar la transparencia (o hacer presunción de ella) por parte de algunos políticos. Personalmente creo que han de matizarse las virtudes de ser transparente. Veamos. Al margen de lo dicho sobre el camuflaje, que siempre funciona para el interesado en las condiciones expuestas, si la transparencia es útil es porque permite ver algo en el interior. Los animales transparentes dejan ver órganos internos que no lo son, o que no es tal su contenido, recordando sin duda una radiografía. Por ello es obligado mencionar que la carne de burro (y la de un servidor) no es transparente… a la luz visible, pero sí a los rayos X, aunque los huesos no lo sean, y por ello son útiles los radiodiagnósticos, que a veces sirven para evidenciar una anomalía interna. O sea que esa transparencia es útil también para ver dónde está un problema, o para saber que no hay problema. Por lo demás, los animales transparentes no tienen ninguna condición que los haga preferibles ni atractivos. En condiciones normales, el ver un proceso digestivo, o unas cloacas, no es de interés general alguno, que yo sepa. Hay veces que te muestran lo que preferirías no ver, y que no necesitas ver. Lo ideal es que la transparencia sea a demanda, ex necessitate, con rayos X, con placa y con diagnóstico experto. En otros casos puede ser simple exhibicionismo. Cuidado, porque la transparencia exige limpieza, pero también inteligencia, ya que revela y desvela. Quizás tenga razón el aviso de que la condición de burro es incompatible con la transparencia.

 palabras con historia

La ira ofusca la mente, pero hace transparente el corazón

Niccolo Tommaseo (1802-1874)

El guerrero es transparente en sus acciones y secreto en sus planes

Paulo Coelho (1947-)

Hay un camino en lo alto, visible en los cielos transparentes, llamado Vía Láctea, que resplandece con brillo propio

Publio Ovidio Nasón (43 antes de Cristo-17)

Al dar a las personas el poder de compartir, hemos hecho del mundo un lugar más transparente

Mark Zuckerberg (1984-)

El filósofo no se contenta con gustar de la vida, sino que quiere penetrar en ella, reduciéndola, haciéndola consciente, transparente a su razón

María Zambrano (1904-1991)

Las palabras deben ser como cristales transparentes y puros que permitan contemplar el mundo a través de ellas

Rosa Montero (1951-)

Desnuda eres tan simple como una de tus manos: lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente. Tienes líneas de luna, caminos de manzana

Pablo Neruda (1904-1973)

 actividades

1. Quizás el caso más llamativo de transparencia animal es el del pez draco, que vive por profundidades antárticas; es el único vertebrado que no tiene glóbulos rojos ni hemoglobina, por lo que tiene una sangre invisible. Investiga cuáles de las siguientes características le pueden ayudar a vivir así:

  • Tener un metabolismo muy bajo
  • Tener una cabeza grande
  • Vivir en aguas muy frías, con mucho oxígeno disuelto 

2. Lo transparente, al contrario que lo turbio, tiene buena prensa, pero no necesariamente lo turbio es malo. Un agua no cristalina pude significar una concentración de fitoplancton y zooplancton que es riqueza para el medio acuático. Cita tres animales que se alimenten exclusivamente de plancton.

3. La transparencia de los velos es un reto para los artistas, tanto en escultura como en pintura. Haz una colección de imágenes que sirvan para ilustrar esa idea.

4. Cuando los rayos de luz se encuentran con un objeto pueden interactuar de varias maneras, dependiendo de su longitud de onda. Pueden ser reflejados o absorbidos, o pasar a su través con mayor o menor desviación. Pon ejemplos de objetos opacos, transparentes, traslúcidos, incoloros, invisibles, cristalinos.

5. Una manera de medir la intensidad de una fuente de luz es ver cuántas hojas de papel necesitamos para ocultarla a una distancia determinada. Prueba a ocultar la luz de una bombilla a 15 centímetros de distancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La carne de burro no es transparente