Desenmascarar a los acosadores

Es más fácil ver a los hijos como víctimas que como responsables del maltrato

.No se trata solo de rescatar a las víctimas, sino también de encauzar al acosador
No se trata solo de rescatar a las víctimas, sino también de encauzar al acosador

Ni son cosas de chavales, ni el jefe de estudios está exagerando, ni tu hijo estaba haciendo solo una broma cuando se burlaba con crueldad de su nuevo compañero de clase, al que lleva machacando desde principio de curso. Si desde el centro educativo se han puesto en contacto contigo para informarte de que tu hijo está acosando a un compañero, lo mejor que puedes hacer es informarte bien, aceptarlo y actuar en consecuencia. Y es que los padres tenemos un pequeño problema: solemos estar muy alertas para que los demás no se metan con nuestro tesoro, pero vemos como algo casi imposible que sea él el acosador. De hecho, es muy frecuente que la familia reaccione poniéndolo en duda, negándolo, disculpándolo o incluso culpabilizando a la víctima por provocadora. Los enfrentamientos con la familia que denuncia el acoso también son, por desgracia, muy comunes.

Pero lo mejor es sustituir la negación y el sentimiento de culpa por la aceptación y la responsabilidad. Y ponerse manos a la obra en colaboración con el centro escolar aceptando medidas correctivas, si las hay, pero sobre todo trabajando la empatía y la reparación de daños.

Este test puede servir para reflexionar, de forma informal, sobre el papel predominante de nuestro hijo o hija ante el acoso escolar.

BLOQUE 1: ¿Es una víctima?

  • Recibe con frecuencia insultos y burlas por parte de los demás.
  • Difunden rumores falsos sobre su persona.
  • Le empujan, pegan o amenazan.
  • Le esconden, rompen o roban cosas de forma continuada.
  • Le ignoran o desprecian.
  • Con frecuencia recibe insultos en las redes sociales.
  • No le dejan participar en las actividades del grupo (WhatsApp de clase, quedadas…).
  • Le obligan a hacer cosas que él no quiere.
  • Manifiesta deseos de cambiar de colegio o instituto.
  • Su carácter ha cambiado (está más irritable, con ansiedad…).

BLOQUE 2: ¿Es un maltratador?

  • Insulta, habla mal de otros e incluso difunde rumores falsos.
  • Se mete de forma persistente con algunos compañeros «porque son unos pringados».
  • Molesta e incomoda a aquellas personas que tienen alguna particularidad o una apariencia física distinta.
  • Dice que solo son bromas.
  • Le cuesta ponerse en la piel del otro, no le afecta herir los sentimientos de los demás.
  • Disfruta intimidando, metiendo miedo o haciendo llorar a otros.
  • Anima a sus compañeros a que rechacen a alguien del grupo.
  • Burlarse de otros le hace sentirse superior.
  • Cuando le preguntas por qué se mete con sus compañeros responde que también antes se metían con él.
  • Utiliza las redes sociales para humillar o insultar.

BLOQUE 3: ¿Es un espectador pasivo?

  • Te cuenta cómo es testigo de actos de intimidación y no hace nada para evitarlo.
  • Piensa que la víctima se merece lo que le pasa.
  • Tiene miedo a actuar en defensa de la persona maltratada.
  • Cree que mientras se metan con otra persona no se meterán con él.
  • Es muy dado a participar en las situaciones de abuso de forma indirecta (con risas, gestos o burlas).
  • Admira a algún compañero matón y se sitúa a su sombra.
  • Desea a toda costa formar parte de un grupo y cree que debe despreciar a los que no pertenecen a él.
  • Mete cizaña entre sus compañeros haciendo correr rumores o revelando secretos.
  • En las redes sociales no insulta, pero refuerza los comentarios hirientes de terceros con emoticonos de risas, aplausos, etcétera.

Resultado:

Si la mayoría de las frases que marcas corresponden al bloque 1, es muy probable que tu hijo esté siendo víctima de acoso escolar. Desde la familia debéis poneros en contacto de forma urgente con el centro educativo (con el tutor y el jefe de estudios) para dar a conocer estos datos e intercambiar información. Con ayuda del departamento de orientación pondrán en marcha un protocolo de actuación que lo proteja y frene la situación.

Si la mayoría de las frases que marcas están en el apartado 2, quiere decir que está actuando como un maltratador. Vuestra intervención desde la familia es también urgente.

Si identificas la forma de actuar de tu hijo con el bloque 3, estás ante un cómplice silencioso de maltrato entre iguales. Debes animarle a ser valiente y denunciar la situación, lo que en ningún caso tiene por qué implicar ponerse en peligro o en evidencia delante de los demás.

En cualquiera de los tres casos, desde la familia debemos:

  • Ofrecer modelos positivos y pacíficos de resolución de conflictos.
  • Hablar cada día con él y darle ocasión de contar sus experiencias con los compañeros, inculcándole valores de respeto y convivencia.
  • Enseñarle pequeñas estrategias de defensa: ir con el grupo y no quedarse solo, saber decir no con firmeza, ser asertivo, pedir ayuda...
  • No mostrar tolerancia con ninguna conducta de faltas de respeto, burlas o agresiones hacia los compañeros.
  • Colaborar con el centro educativo cuando se haya visto involucrado en una situación de acoso (como maltratador o como testigo) sin minimizar su responsabilidad ni justificar los hechos por la actuación de la víctima.
  • En caso de presenciar situaciones de acoso, ayudarle a ponerse en la piel del maltratado y a cortar la situación contando los hechos al profesorado. Hay que transmitir la idea de que eso no es ser chivato. Todo lo contrario: ayudar a parar una situación de injusticia es un acto de valentía.

 Escuela de padres

  

? TEMA DEL MES: Problemas de convivencia.

? ETAPA: Primaria y secundaria.

? LA FRASE: «A veces pensamos que nuestro hijo es el único santo del grupo, que los demás son los malos. Pero los padres no debemos creernos todo lo que nos cuentan nuestros hijos» (Emilio Calatayud).

? ALGUNAS CLAVES: Fomentar en los hijos actitudes de empatía, amabilidad y sensibilidad.

? PARA SABER MÁS: «Protocolo xeral para a prevención, detección e tratamento do acoso e ciberacoso escolar», Xunta de Galicia. http://www.edu.xunta.gal/portal/node/17563

Votación
1 votos
Comentarios

Desenmascarar a los acosadores