«Esta cueva puede enseñarnos a afrontar problemas actuales»

La excavación arqueológica de Cova Eirós, en Triacastela, cumplió diez años este verano desenterrando el pasado gallego para descubrir cómo vivían otros homínidos

En Eirós se han encontrado restos que dejaron neandertales y «Sapiens» cuando habitaban la zona, hace más de 30.000 años
En Eirós se han encontrado restos que dejaron neandertales y «Sapiens» cuando habitaban la zona, hace más de 30.000 años

Cova Eirós es una gruta de entrada al pasado de algo más de 100 metros de largo situada muy cerca de Triacastela (Lugo), en la cuenca del río Oribio, un afluente del Miño. Hasta la entrada de la cueva acude a excavar cada agosto, desde hace 10 años, Arturo de Lombera Hermida, arqueólogo coruñés y codirector de estas excavaciones, acompañado de alrededor de quince personas. Juntos rescatan los restos que dejaron neandertales y Sapiens cuando habitaban la zona, hace entre 50.000 y 30.000 años. Con Arturo viajamos a nuestro pasado.

?Si tuviese que destacar tres hitos en estos diez años, ¿cuáles serían?

?El número uno es el descubrimiento de arte paleolítico: es el primero en Galicia y además un período poco representado en general en cuevas de la península ibérica. El número dos es que sea una cueva que contenga niveles de Paleolítico medio y superior, que nos permite estudiar el cambio entre los últimos neandertales y los primeros Homo sapiens que llegaron al noroeste hace 30.000 años. Podemos comparar directamente los modos de vida de dos especies de homínidos diferentes, pues las variaciones que encontramos dependen del comportamiento de cada especie, ya que las condiciones ambientales son casi las mismas. El tercero es que tiene una secuencia de ocupación muy larga, que nos posibilita registrar la evolución de la fauna, flora y comunidades humanas desde hace más de 50.000 años hasta prácticamente la actualidad. Este tipo de yacimientos permiten reconstruir la historia en un mismo punto, no hace falta acudir a diferentes yacimientos para recomponerla.

?¿Qué novedades ha traído la campaña de este verano?

?Dos cosas: por una lado, hemos organizado unas jornadas internacionales que nos han servido para dar a conocer lo que aporta este yacimiento a la prehistoria gallega en particular y a la peninsular y la europea en general. Acudió un variado público, tanto profesores como gente interesada de la zona, especialistas y arqueólogos. Vinieron especialistas de Inglaterra y de Estados Unidos que trabajan sobre el tema fundamental de Cova Eirós, que es la transición del Paleolítico medio al superior, la transición entre los neandertales y los Sapiens.

?¿Y la segunda cosa?

?La excavación continúa profundizando hacia las últimas ocupaciones neandertales que tenemos registradas en Cova Eirós, que se encuentran en el nivel 3 y que por lo que sabemos podría ser de las últimas poblaciones neandertales que poblaron la zona del noroeste, hace 40.000 años. Entre los restos recuperados podemos destacar la presencia de un molar de rinoceronte. En general, restos de fauna extinta, fauna de climas fríos. Y también megafauna, que para cazar implica una mayor complejidad.

?Habla mucho de la transición del neandertal al «Sapiens»: ¿pudieron convivir estas dos especies en Cova Eirós?

?No, porque lo que vemos aquí, pero también en toda Europa, es que hay niveles más antiguos de neandertales y después de Sapiens, pero nunca se mezclan. Coincidieron en el mismo espacio, pero hasta ahora no podemos decir que hayan coincidido al mismo tiempo. Parece que con la llegada del Sapiens, los neandertales ya han desaparecido.

?¿Cuántos individuos podía haber a la vez ocupando la cueva?

?Es difícil calcularlo. En general, se estima que Europa podía tener una población de entre unos 10.000 y 40.000 neandertales, es decir, una densidad muy baja. En cuanto a grupos en Cova Eirós, por lo que sabemos serían grupos pequeños, que están pocos días o semanas y después se van. Con el espacio que hay, como máximo podían estar entre diez y quince personas.

?En estos diez años, ¿cuánto se ha excavado?

?La cueva tiene un relleno sedimentario hasta llegar a la roca madre de 3,5 metros, y hemos excavado alrededor de a 1,5 metros. En los 2 metros que quedan existe la posibilidad de encontrar ocupaciones más antiguas, quizá de Homo heidelbergensis.

?¿Por qué diría que es importante conocer nuestro pasado?

?Saber de historia en general es como la experiencia en la vida: si tienes experiencia puedes sacar lecciones de situaciones que ocurrieron en el pasado y a las que puedes tener que enfrentarte hoy en día. En el caso de Cova Eirós, por ejemplo, podemos conocer cómo se enfrentaron especies de homínidos al cambio climático, algo que puede que tengamos que hacer nosotros dentro de poco. Nuestro trabajo es generar conocimiento y transmitirlo a la sociedad.

 El primer y único arte paleolítico de Galicia

Cova Eirós conserva el primer y único arte paleolítico en el noroeste peninsular. La mayor parte de las manifestaciones artísticas encontradas son grabados y pinturas en negro, para las que se emplearon carbón vegetal como pigmento. Representan siluetas de animales, signos, líneas de puntos o marcas que nos acercan al mundo simbólico y ritual de los «Homo sapiens». También aparece arte en objetos cotidianos, como es el caso de una azagaya decorada y un colgante recuperados en la entrada de la cueva.

En la imagen que acompaña al texto, tratada para resaltar los trazos, es posible ver la representación de un bóvido en la parte superior y un cérvido en la inferior de más de 9.000 años de antigüedad. También se encontraron siluetas de otros animales como caballos y cabras.

Artistas de la prehistoria

Trata de dibujar sobre un trozo de pizarra fauna extinta que vivió en Cova Eirós, como mamuts, rinocerontes lanudos, osos de las cavernas o hienas. ¿Puedes aprovechar algunos salientes de la tabla? ¿Con qué se dibuja mejor?

Para curiosos

Otras excavaciones arqueológicas gallegas. En la zona de Lugo hay otras cuevas con ocupaciones de homínidos. Son las de Valdabara (Becerreá), Chan do Lindeiro (Pedrafita do Cebreiro) y Valiña (Castroverde). ¿Puedes situarlas con Google Maps?

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Esta cueva puede enseñarnos a afrontar problemas actuales»