Cómo sacar provecho a las agendas escolares

Claves para usarlas correctamente y evitar errores de principiante

.La agenda escolar es una excelente compañera del estudiante, al que ayudará a ir al día
La agenda escolar es una excelente compañera del estudiante, al que ayudará a ir al día

El encuentro se produce en el ascensor. «¡Uy, pero qué alto estás! ¿Y estás en tercero de primaria? Pues prepárate, que en ese curso ya empiezan a dar caña con los deberes», le advierte a Álex la vecina del octavo, que debe de saber mucho del tema porque tiene cuatro hijos en edad escolar. «De momento solo me han mandado ejercicios de Mate», responde él intentando aparentar tranquilidad y deseando llegar a su piso para despedirse de Maruja, que siempre le asusta con los temas escolares. «Pues acuérdate de llevar todo al día, porque si no te van a suspender. ¡Adiós, corazón!», se despide por fin. Álex entra en casa, acompañado de su madre, con algo de congoja.

Es verdad que este año tiene que llevar y traer al cole más libros y libretas que nunca, además de la flauta el día que hay Música, la ropa deportiva los días de Educación Física, los bártulos para Plástica... por no hablar de las actividades extraescolares y de la bolsa para la piscina. Lo cierto es que se siente un poco desbordado. Este año, por primera vez, en la lista del material escolar le pidieron una agenda escolar. Al principio la traía y la llevaba, pero ni siquiera la sacaba de la mochila. Luego le explicaron que debía apuntar deberes, recados… Así que un día anotó: «Hacer deberes de Mate». Pero llegó a casa y no se acordaba de qué ejercicios había que hacer. Al día siguiente, aconsejado por su madre, su apunte en la agenda fue más específico: «Hacer ejercicios 2 y 3 de la página 13 del libro de Mate». Se puso muy contento enseñando a su madre su anotación, con buena letra y todo… pero la alegría le duró poco, porque se dio cuenta de que se había olvidado el libro y la libreta en el cole. «Esto va a ser más complicado de lo que me imaginaba», pensó ese día Álex. Sus padres, con mucha paciencia, se han propuesto enseñarle a utilizarla. ¡No es tan fácil! Pero saben que merece la pena el esfuerzo.

RAZONES PARA USAR UNA AGENDA:

  • Responsabiliza al estudiante de las tareas pendientes, deberes, exámenes, entregas de trabajo y material que hay que llevar o traer.
  • Obliga a utilizar la escritura y la lectura como herramienta, facilitando el trabajo autónomo y la madurez.
  • Ayuda a planificar y a preparar la entrega de trabajos y los exámenes, evitando atracones de última hora.
  • Libera espacio en la cabeza para cosas más importantes. ¿Por qué ocupar el cerebro en acordarse de lo que hay que estudiar para el examen de Inglés? Mejor se apunta en la agenda y la mente queda libre para ocuparse de otra cosa: jugar, imaginar, discurrir, pensar, inventar, soñar…

CÓMO SE UTILIZA:

1 La agenda siempre debe estar a mano, sobre el pupitre o sobre la mesa de trabajo de casa. Es preferible apuntar con lápiz o con bolígrafo borrable.

2 Además del nombre del dueño de la agenda (una obviedad, pero muchas están sin él), debe apuntarse el horario semanal de clases, incluyendo las actividades extraescolares, los días de comedor… Las materias o actividades para las que haya que llevar material específico se pueden marcar con un asterisco. También es importante marcar días festivos, vacaciones, fechas relevantes (excursiones, cumpleaños…).

3 Hay que anotar con precisión toda la información importante, sobre todo al principio. Así, en vez de poner «Examen Lengua» es preferible concretar «Examen de preguntas cortas de Lengua, Temas 1 y 2. Llevar libro y libreta a casa».

4 Si la tarea consiste en estudiar, hay que especificar si hay que aprenderse de memoria todo o solo parte (los recuadros resumen, por ejemplo). Las dudas que uno se pueda encontrar a la hora de poner por escrito esta información hay que resolverlas levantando la mano y preguntando al profesor. ¡No se va a enfadar porque sus alumnos muestren interés en hacer las cosas bien!

5 Los días que haya que realizar varias tareas se puede decidir cuáles son las más urgentes y cuáles pueden esperar marcándolas con rotuladores de colores o añadiendo algún post-it. A medida que se van haciendo, se pueden tachar o marcar con color.

6 Una vez realizadas todas las tareas que estaban apuntadas, hay que revisar que no quede ninguna pendiente. Y guardar todo el material (libros, libretas, estuche…) de vuelta en la mochila, incluida la agenda.

LA AGENDA ES UN OBJETO COMPLETAMENTE INÚTIL SI…

  • No la saco de la mochila.
  • Me olvido de apuntar lo que dice el profesor.
  • Anoto en el día equivocado.
  • No me entero de lo que hay que estudiar y me da vergüenza preguntar.
  • No entiendo mi propia letra.
  • Aquí pongo que tengo que estudiar pero no sé qué.
  • Arranco hojas de vez en cuando.
  • Me la dejo en el cole.
  • Apunto bien, pero me olvido de traer el libro o la libreta.
  • Está en el fondo de la mochila y se me está rompiendo la portada.
  • No me acuerdo de abrir la agenda en casa para ver qué tenía que hacer.
  • No apunto porque total mi madre ya pregunta en el grupo de WhatsApp…

Escuela de padres

? TEMA DEL MES: Organizar el inicio de curso.

? ETAPA: Primaria y secundaria.

? LA FRASE: «Si quieres que tus hijos tengan los pies en la tierra, colócales alguna responsabilidad sobre sus hombros» (Abigail van Buren).

? ALGUNAS CLAVES: Comprender que aprender a ser responsable y autónomo es un proceso paulatino en el que hay que invertir algo de paciencia.

? ERRORES A EVITAR: Sustituir el uso de la agenda escolar por los grupos de WhatsApp.

? PARA SABER MÁS: «Uso imprescindible de la agenda para los alumnos con TDAH». Fundación Cadah. https://goo.gl/XvKm99

 

Votación
1 votos
Comentarios

Cómo sacar provecho a las agendas escolares