Para abrir las ventanas del cerebro

La capacidad de atención es el mecanismo básico para aprender

Dormir el número de horas necesario es imprescindible para mantener la atención en el aula
Dormir el número de horas necesario es imprescindible para mantener la atención en el aula

La atención es la ventana a través de la cual nuestro cerebro capta el mundo que lo rodea. Si esta ventana es estrecha o tiene las persianas bajadas a cal y canto, aprender cuesta mucho. La capacidad para centrar la atención, como tantas otras funciones cerebrales, mejora con la práctica y con una estimulación adecuada. Si un niño no duerme el número de horas que necesita, no está bien alimentado, está sobreestimulado o se pasa demasiadas horas entre cuatro paredes, es más que probable que muestre problemas de atención y concentración en el aula. Por el contrario, un niño que tiene sus necesidades básicas cubiertas, que crece en un entorno afectivo adecuado, con un ritmo de vida sosegado y estructurado y con actividades al aire libre tiene muchas más posibilidades de fortalecer su capacidad de atención.

A partir de los estudios de la neuropsicología, nos podemos quedar con tres ideas interesantes y con aplicación práctica:

1. El hecho de que un niño se pueda pasar horas enganchado al ordenador con determinadas juegos no significa que esté mejorando su capacidad de atención. Más bien al contrario. Las investigaciones revelan que los niños que están con frecuencia en contacto con pantallas de móviles, tabletas y ordenadores son más irritables y tienen peor atención, memoria y concentración que aquellos que no las usan 

2. Nuestro cerebro no es multitarea, prefiere realizar las acciones de una en una. En caso de verse obligado a hacer frente a varias actividades a la vez (ver la televisión, hacer los deberes y estar pendiente de los mensajes que llegan al móvil) la eficacia se ve comprometida: el ritmo de trabajo es más lento, se cometen errores y el pensamiento es más superficial.

3. Los padres podemos entrenar la capacidad de atención de nuestros hijos de una manera sencilla. Como norma general, a los niños les cuesta ser perseverantes y terminar las cosas. Desde casa debemos animarles a acabar las conversaciones, llevar a cabo sus planes y rematar sus tareas. El neuropsicólogo Álvaro Bilbao recomienda lo siguiente: «Cuando observes que tu hijo empieza a perder el interés por una actividad que estaba realizando, siéntate a su lado y redirige de nuevo su atención hacia lo que estaba haciendo, para ayudarle a terminar lo que empezó. Si está muy cansado, acordad al menos lo que debe completar antes de dar por finalizada la tarea. Cuando lo consiga, felicítalo. Es importante que se sienta satisfecho por el esfuerzo realizado».

Evitar la sobreestimulación

La sobreestimulación es la gran enemiga de la atención. Demasiados estímulos al mismo tiempo bloquean el cerebro y anulan su eficacia. Estas son 10 propuestas para evitarla:

1 Menos agendas infantiles organizadas hasta el último minuto. Es necesario dejar huecos para el tiempo libre y el juego desestructurado, sin monitor de por medio.

2 Menos presión. Cada niño madura a una velocidad diferente. No podemos pretender que todos vayan al mismo ritmo. Atosigarles para que alcancen determinados objetivos no sirve más que para aumentar su ansiedad e inseguridad.

3 Más tiempo para estar con ellos. Los niños quieren estar con sus padres pero sin prisas, sin actitudes de desesperación, sin estrés..

4 Más tiempo para dar rienda suelta a la imaginación, para estar tranquilo, para descansar, para leer, para escuchar música, para estar en silencio, para aburrirse...

5 Menos juguetes. Inventar juegos con cajas de cartón o cuerdas es más beneficioso para el desarrollo cerebral que muchos de los juguetes más sofisticados.

6 Menos sobreprotección y más libertad, dejando que los niños exploren y descubran las cosas por sí solos. Que tomen sus propias decisiones y se equivoquen.

7 Despertemos en ellos la pasión por aprender, descubrir y sentir curiosidad por las cosas. Esto les resultará más útil en el futuro que obligarlos a adquirir un exceso de conocimientos.

8 Menos horas ante las pantallas y más contacto con la naturaleza. Está demostrado que el contacto con el entorno natural es el mejor antídoto para disminuir la ansiedad, aumentar el bienestar personal y reconectar con uno mismo.

 escuela de padres

  • TEMA DEL MES: ¿Cómo se desarrolla el cerebro?
  • ETAPA: Infantil, primaria y secundaria.
  • LA FRASE: «Mis hijos, por supuesto, tendrán un ordenador algún día. Pero antes de que llegue ese día tienen libros» (Bill Gates).
  • ALGUNAS CLAVES: Enseñar el valor de la persistencia y ayudarles a finalizar las actividades o proyectos que emprendan desde los primeros años de vida.
  • PARA SABER MÁS: La falta de atención afecta negativamente al rendimiento académico, a las relaciones sociales y al bienestar personal. En el caso de personas afectadas por trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) estas consecuencias negativas son aún más evidentes. Diversos estudios neurocientíficos revelan que el contacto habitual con la naturaleza puede prevenir la aparición de estos trastornos y también servir como terapia. El proyecto Focus Natura, desarrollado por SEO/BirdLife en el marco del Life+ Activa Red, ha creado una atractiva aplicación web, especialmente dirigida a los más jóvenes, que te localiza el espacio Natura 2000 más cercano a tu casa y te permite crear tu entorno natural ideal (montaña, mar, bosque…) con los sonidos de las aves. En la misma web se puede ver un vídeo que cuenta la experiencia de un grupo de alumnos con TDAH a los que se les lleva de excursión a un espacio natural para oler, observar, escuchar, sentir, pensar... Los propios protagonistas cuentan cómo lo viven. Este es el enlace: http://www.seo.org/escuchalanaturaleza/

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Para abrir las ventanas del cerebro