El neerlandés Mark Rutte, favorito a suceder a Stoltenberg al frente de la OTAN

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Rutte saluda a Zelenski, el pasado fin de semana en Múnich.
Rutte saluda a Zelenski, el pasado fin de semana en Múnich. UKRAINIAN PRESIDENTIAL PRESS SER | REUTERS

El primer ministro en funciones e los Países Bajos y atiene atado el respaldo de Estados Unidos, el Reino Unido y los principales aliados europeos

22 feb 2024 . Actualizado a las 18:08 h.

La OTAN enfila el proceso de sucesión del secretario general, Jens Stoltenberg, con todos los focos puestos en el primer ministro en funciones de los Países Bajos, Mark Rutte, el único candidato oficial en la carrera por el cargo y el único que cuenta con un significativo número de apoyos.

Stoltenberg lleva diez años al frente de la organización militar tras dos prórrogas de su mandato debido debido a la falta de candidatos y al período de inestabilidad global a raíz de la invasión de Ucrania. Se espera que la cumbre de julio en Washington, en la que la OTAN celebrará su 75 aniversario, sea el escenario en el que se escenifique el relevo. Pero la idea de los aliados es cerrar ya esta primavera el debate y evitar que el puesto de secretario general aliado sea una moneda de cambio en las negociaciones de los altos cargos de la UE tras las elecciones europeas de junio.

Tras su dimisión, en julio del 2023, tras gobernar los Países Bajos durante trece años, Rutte anunció en un principio en que volvería a ser profesor de Secundaria a tiempo completo, pero en poco tiempo cambio de opinión y no ocultó que sus ambiciones apuntaba hacia un puesto en la Unión Europea o la dirección de la OTAN. El dirigente neerlandés, que siempre ha estado en las quinielas y a finales del 2023 se postuló públicamente al puesto (algo poco poco frecuente en una elección que habitualmente transcurre a puerta cerrada) , ya tiene atado el respaldo de Estados Unidos, el Reino Unido y los principales aliados europeos, si bien la OTAN funciona por consenso y todavía hay varios socios que no han dado su sí al dirigente neerlandés, entre ellos Hungría y Turquía.

En el seno de la Alianza Atlántica se valora el perfil de un político firme que apoye a Ucrania y sea realista con Rusia. Rutte tiene «serias credenciales de defensa y seguridad» para hacerse cargo de la Alianza Atlántica, señaló la fuente del primer ministro británico, el conservador Rishi Sunak. También se tiene en cuenta, la contribución en defensa: los Países Bajos empleó el 1,65 % del PIB en gasto militar en el 2022, por debajo del 2 % exigido.